El head-hunting es una de las técnicas más efectivas para seleccionar personal. Es muy común cuando las organizaciones quieren buscar perfiles de altos cargos y directivos.

La escasez de talento sigue siendo un problema para las empresas españolas a pesar de la tasa de paro del país. Esto, junto con la llamada “Gran Renuncia” ha propiciado el aumento de las empresas que requieren de un head-hunter (o cazatalentos) para encontrar el talento necesario.

Los head-hunters se dedican a buscar a los profesionales más cualificados y destacados que una empresa necesita, pero este trabajo no es tan fácil de realizar como un proceso de selección común. ¿Quieres saber por qué el head-hunting aportará un valor diferencial a tu empresa? ¡No te pierdas nuestro artículo!

¿Qué es el head-hunting?

El head-hunting es un método de selección de personal que requiere un proceso de selección especial.

Los head-hunters utilizan un método de búsqueda directa para la búsqueda de talento.

¿Qué significa esto? Que no se abre un proceso de selección como tal, sino que son los mismos cazatalentos los que buscan, estudian y criban una serie de perfiles que se adaptan al puesto, desde la BBDD que tienen a su disposición.

Esto quiere decir que no esperan que ninguna persona se inscriba a una oferta de trabajo porque, los perfiles que buscan, seguramente, ya estén trabajando en otra empresa.

Así, el cazatalentos se encarga de proponer la vacante a aquellas personas concretas que mejor se adaptan a ella.

En el reclutamiento, o selección de personal tradicional, son los candidatos los que llegan a los reclutadores mediante la publicación de ofertas de trabajo. En cambio, en el head hunting, es el cazatalentos el que se acerca a los perfiles deseados.

Aunque antes el proceso de head-hunting solo se utilizaba para conseguir puestos de altos cargos, directivos y de responsabilidad, la falta de talento en las empresas ha obligado a usar esta técnica cada vez más.

De esta manera, actualmente, el head hunting se utiliza para conseguir todo tipo de talento para todo tipo de puestos de una empresa.

La alta cotización de los profesionales que se buscan, la formación de estos profesionales y las competencias que se piden en las ofertas de empleo son otros factores que llevan a la escasez de talento en las empresas.

Ventajas del proceso head-hunting

Este método de selección tiene una serie de ventajas:

1. Mayor alcance y capacidad de atraer talento

Los head-hunters tienen mayor alcance. Estos profesionales poseen una gran red de contactos que han creado previamente. Esto, además, les permite seleccionar a los candidatos que mejor se adapten a la cultura de la empresa, mejorando así el clima laboral de esta.

2. Mayor eficacia

La eficacia de los procesos de head-hunting es elevada. Aunque las nuevas tendencias de selección son bastante efectivas, los head-hunters cuentan con las herramientas necesarias para buscar los perfiles ideales para cada puesto gracias a la tecnología digital y las redes sociales. Incluso si estas personas no están en búsqueda activa de empleo.

3. Ahorro de costes de tu departamento de RRHH

Este proceso permite ahorrar tanto en tiempo como en recursos económicos y humanos a las empresas que contratan un servicio de head-hunting.

Por ejemplo, en una entrevista por competencias, además de preparar las preguntas, realizar las entrevistas y decidir los candidatos, estás gastando tiempo y recursos de tu departamento de RRHH.

Delegando este trabajo a un head-hunter, la organización puede dedicar todo el tiempo y recursos a aumentar su producción.

4. Innovación constante

Los head-hunters se mantienen siempre informados sobre las últimas tendencias y fuentes de selección para mejorar los procesos.

Según Alicia Palomares, autora del libro “Conectar Talento, Proyectar Eficacia”, los cazatalentos buscan candidatos en las redes sociales”.

Es a raíz de esta tendencia de búsqueda que nace el término “nethunter”, un head-hunter que utiliza, además de las herramientas tradicionales de reclutamiento, las redes sociales.

Con LinkedIn es más fácil captar talento. Descarga nuestra guía gratuita y aprende a utilizar LinkedIn Recruiter Professional.

head-hunting-ventajas_INTERIM-GROUP

Fases del proceso head-hunting

Pero, ¿cómo es posible que este proceso sea tan efectivo, sobre todo para seleccionar talento en altos cargos y directivos? Fácil: por su proceso. El head hunting tiene distintas fases que lo hacen tan eficaz:

El head-hunter solicita a la empresa los datos del perfil que necesita

El cazatalentos, que normalmente forma parte de una consultora de selección de personal, como es INTERIM GROUP, solicitará a tu empresa los datos del perfil que quieras cubrir.

Entre ellos, los problemas que tendrá que resolver, las funciones que deberá desarrollar, los resultados que se esperan, la formación que tiene que tener… Este primer paso es la base para que todo el proceso sea eficiente.

Estudio de las fuentes de reclutamiento

El head-hunter analizará todas las fuentes de reclutamiento que tenga disponibles para elegir las que mejor se adapten al perfil buscado. Empezará cribando su propia base de datos, sus contactos, portales de empleo, redes sociales, etc. El cazatalentos te irá informando de cómo avanza el proceso.

Contrastación de los perfiles

Todos los perfiles que para el head-hunter pueden encajar en el puesto que necesitas cubrir, se evalúan y se contrastan entre ellos para hacer una selección aún más reducida.

Después de hacer la última criba, contactará con ellos para explicarles el puesto ofertado. La descripción del puesto es clave en el proceso porque de esto dependerá que el candidato decida seguir escuchándonos o ignore el resto de la oferta que le vamos a hacer.

Un buen head-hunter tendrá en cuenta esto y se encargará de vender tu proyecto de forma eficaz y valiosa para tu marca.

Empieza la negociación

El head-hunter siempre tendrá presente que las personas a las que les has mostrado la oferta, son personas que ya están trabajando en otra empresa y, en principio, no tienen interés en cambiar de trabajo. Por esto, la fase de negociación es la más complicada.

En este paso es necesario que sacará a relucir su poder de convicción y motivación para mostrar el atractivo de la oferta que presentas. Tu empresa puede estar presente en este paso, o incluso puedes decidir gestionarlo de manera totalmente autónoma y, después, informar al head-hunter del resultado.

Cierre del trato

Finalmente, con el candidato ya elegido y cuando éste haya aceptado la propuesta, se realizará una sesión de cierre para firmar el contrato o el precontrato con él.

En los días y semanas posteriores a su contratación lo habitual es que los cazatalentos mantengan el contacto con el candidato para saber cómo han ido sus primeras días y su periodo de adaptación en la empresa.

Conclusión

El proceso de head-hunting normalmente se utiliza para cubrir puestos de altos cargos y directivos. Aunque la escasez de talento y la dificultad para encontrar los perfiles adecuados para cualquier vacante, ha hecho que este tipo de selección se utilice para cubrir cualquier tipo de puesto de trabajo.

Los head-hunters utilizan desde su base de datos hasta las redes sociales para encontrar los perfiles necesarios. El éxito de su proceso procede de la previa preparación y de las fases que sigue el head-hunter para encontrar los candidatos ideales para tu empresa.

¿Necesitas ayuda para atraer y desarrollar el talento en tu empresa?

Desde los servicios de Consultoría de RRHH  y Formación de INTERIM GROUP podemos ayudarte a llevar a tus equipos al siguiente nivel. Pide una cita con nosotros, estaremos encantados de atenderte:

Pin It on Pinterest