Toda empresa ha de ser capaz de establecer y fijar las metas que pretende alcanzar, hacerlas saber a los equipos y, finalmente, definir cuáles son las acciones que se llevarán a cabo a corto, medio y largo plazo para alcanzarlas. Es por ello que, todos los objetivos estratégicos de cualquier Plan de Recursos Humanos han de estar enfocados a garantizar que la productividad y el rendimiento de los equipos se mantengan a un nivel alto y beneficioso, tanto para la empresa, como para los empleados.

Pero, ser capaces de crear un buen Plan de Recursos Humanos, a la altura de un mercado laboral tan competitivo y cambiante como es el actual, requiere de mucho esfuerzo y no es tarea fácil. Desde INTERIM GROUP queremos ayudarte a conseguirlo, dándote las claves para establecer los objetivos adecuados para tu empresa. ¡Sigue leyendo! Te contamos todo lo que necesitas saber a lo largo de este artículo.

Qué son los objetivos estratégicos de RRHH

Una buena gestión de Recursos Humanos consiste en poder vincular los recursos con los que cuenta una empresa con el plan estratégico establecido. Para que esta unión tenga sentido y pueda darse de manera natural, los objetivos fijados por la empresa deben estar bien estudiados y definidos.

Estos objetivos reciben el nombre de objetivos estratégicos y sirven para aumentar la productividad general de la compañía, así como para crear un clima laboral agradable y fomentar acciones de mejora, en todos los sentidos. Pero… ¿Qué características deben reunir los objetivos estratégicos de RRHH?

objetivos-estrategicos-caracteristicas_INTERIM_GROUP

Principales objetivos estratégicos de RRHH

1. Trabajar el Employer Branding

El Employer Branding, o marca empleadora, hace referencia a la imagen que tu empresa proyecta, tanto de cara a sus empleados como hacia el exterior. Es decir, hacia posibles candidatos. Pero, es muy importante entender que esta imagen no debe basarse solamente en la fachada.

Mostrar una imagen real, honesta y transparente de lo que verdaderamente es la empresa y su filosofía, ayudará a atraer y retener talento de calidad. La idea es hallar el modo de dar a conocer cuáles son los valores, misión y visión de la compañía. Y, además, ser capaces de plasmar esa identidad de marca en el día a día, en todo aquello que tenga lugar dentro de la empresa.

Una forma muy interesante de trabajar nuestro Employer Branding es hacer uso de las redes sociales corporativas. Estar activos, dar feedback a los seguidores, contar qué hacemos y cómo trabajamos, por qué nuestros clientes y empleados están contentos con nosotros, etc. Todo ello contribuirá a mejorar la imagen de nuestra marca y a posicionarnos en el mercado como una empresa competente, capaz de atraer al mejor talento.

2. Evitar la rotación y fuga de talento

¿Qué empresa no querría ser capaz de retener a los profesionales más cualificados y preparados en su plantilla? Una vez reclutados los candidatos adecuados, cometeremos un grave error si damos por hecho que el proceso ya ha finalizado y que estos se quedarán con nosotros para siempre.

Hoy en día, el mercado laboral se encuentra muy activo. Hay que evitar que nuestros empleados, una vez contratados, sientan que se encuentran en el lugar equivocado. Por esta razón, es fundamental que uno de los objetivos clave de los departamentos de RRHH sea cuidar al trabajador, consiguiendo que sienta que es parte fundamental de la compañía y, así, evitar que se marche a la competencia.

¿Qué pasa cuando la fuga de talento es frecuente en una empresa? La frecuencia con la que los profesionales abandonan una compañía y deben ser sustituidos por otros se llama índice de rotación. Y, como nos cuentan en StarMeUp: Un índice de rotación de personal alto puede convertirse en un gasto exorbitante para cualquier organización, debido a que las vacantes que quedan sin cubrir eventualmente tendrán que llenarse con reemplazos nuevos.

3. Fomentar el desarrollo profesional del empleado

Ofrecer a los empleados la posibilidad de desarrollarse personal y profesionalmente dentro de la empresa debe ser una prioridad. Un buen departamento de Recursos Humanos mantiene siempre una visión enfocada hacia el futuro. ¿Esto qué significa? Significa que no podemos permitir que los profesionales se estanquen, que se conformen y se acomoden sin ofrecerles la posibilidad de progresar y mejorar.

Es importante fomentar el aprendizaje, y ofrecer a tus equipos la oportunidad de adquirir nuevas habilidades mediante un Plan de Formación a medida. Esto, además de ayudarles a llevar a cabo sus tareas, contribuye a aumentar el rendimiento y a mejorar la imagen que los empleados tienen sobre su empresa.

Otra acción a tener muy en cuenta es establecer políticas de promoción interna. Es decir, que la formación y el desarrollo no queden simplemente en una mejorar a nivel individual, sino que les permita ascender y optar a nuevos puestos de trabajo y responsabilidades dentro de la empresa. De este modo, tendremos profesionales felices y comprometidos con su trabajo y esto repercutirá positivamente en la consecución del resto de objetivos estratégicos.

4. Aumentar la productividad

Un alto nivel de productividad es clave para cualquier empresa que quiera alcanzar el éxito. Pero los equipos no siempre son productivos, y esto puede costar graves consecuencias económicas a la compañía. En estos casos, debemos preguntarnos: ¿Cuál es el motivo? ¿Qué está fallando para que los equipos no sean suficientemente productivos?

Las causas de la baja productividad son múltiples y pueden variar dependiendo de la empresa y el sector. Pero, es cierto que las más frecuentes suelen ser la falta de liderazgo por parte de los responsables de departamentos y equipos, la desmotivación de los empleados, la falta de descripciones de puestos o la escasez de herramientas y recursos a la hora de trabajar.

Por todo ello, uno de los objetivos estratégicos de RRHH es, sin duda, aumentar la productividad o, al menos, saber detectar cuándo existe un problema en este sentido y qué hacer para solucionarlo. Para ello, es imprescindible conocer cuáles son las causas del problema para poder detectar cuáles son los puntos a mejorar. Descubre 5 estrategias maestras para aumentar la productividad de tus equipos en nuestro artículo.

5. Mejorar la calidad de vida en el trabajo

Promover un clima laboral saludable es una práctica indispensable para conseguir que los empleados sientan que la empresa cuida de ellos, que se preocupa por su bienestar. De este modo aumentarán sus ganas de formar parte de ella, de pertenecer a la plantilla. Es muy importante no olvidar que: un empleado feliz, es un empleado productivo.

Una de las acciones que pueden ayudar a fomentar un buen ambiente es la conciliación. Con ella, ayudaremos al empleado a conciliar su vida profesional con su vida laboral. ¿Cómo? Mediante horarios flexibles y ajustables a las necesidades de cada trabajador; establecer un sistema de trabajo por objetivos; ofrecer beneficios más allá del sueldo, como el desarrollo personal y profesional dentro de la empresa, etc.

Según Bizneo, un trabajador español medio dedica en torno a 3.500 días de su vida a sus ocupaciones profesionales. Salta a la vista que cuidar el bienestar laboral tiene una incidencia directa en la calidad de vida y, por ende, repercutirá en la forma en que los empleados lleven a cabo sus tareas.

6. Garantizar la igualdad

La discriminación por cuestiones de género, por desgracia, sigue presente en muchas empresas españolas hoy en día. Las consecuencias de que esto ocurra son graves, llegando incluso a las sanciones económicas. Por todo ello, uno de los objetivos estratégicos de RRHH más importantes debe ser poner fin a esta situación.

Además, el hecho de no contar con políticas de empresa que garanticen la igualdad dentro de sus equipos, supondrá consecuencias negativas para la empresa que afectarán, directamente, a la consecución de otros de los demás objetivos estratégicos. Empeorará la imagen de marca, impidiendo que los profesionales quieran trabajar con nosotros, provocará un mal ambiente de trabajo y, en consecuencia, descenderá la productividad.

¡Te contamos todo lo que necesitas saber sobre igualdad en la empresa!

No te pierdas nuestro artículo: ¿Ya tienes el Plan de Igualdad que requiere la Inspección de Trabajo?

objetivos-estrategicos-seis_INTERIM_GROUP

La clave para alcanzar los objetivos estratégicos

Todas aquellas acciones y prácticas enfocadas a aumentar el compromiso y confianza de los empleados contribuirán a mejorar la productividad y el ambiente laboral para que todos los objetivos nombrados anteriormente puedan llegar a cumplirse. Pero… ¿Qué acciones son estas? ¿Cómo podemos saber qué puntos debemos mejorar?

La medición del engagement o compromiso laboral, te servirá para dar respuesta a todas estas dudas. Ya que, todos los objetivos estratégicos de RRHH se ven afectados por el nivel de compromiso del empleado. Además, con esta medición obtendrás las claves para identificar los aspectos que pueden aumentar ese compromiso.

¿Cómo puede ayudarme la medición del engagement a alcanzar los objetivos estratégicos? Mejorar el compromiso de los equipos con la empresa, garantizará su fidelidad y, por tanto, estaremos cumpliendo objetivos estratégicos como la retención de talento, el employer branding o la mejora del clima laboral. Por otro lado, la posibilidad de crear acciones formativas y de mejora individualizadas, según las necesidades de cada empleado o departamento, hará posible el cumplimiento de objetivos como el desarrollo profesional de los equipos, la motivación y el aumento de la productividad y el desempeño.

La verdadera importancia de los recursos humanos de cada empresa reside en su habilidad para responder de forma positiva y con voluntad a los objetivos marcados y satisfacer las labores encomendadas. – Workmeter

Conclusión

En definitiva, todas las empresas han de desarrollar y establecer sus propios objetivos estratégicos de RRHH y hacer todo lo posible por alcanzarlos. Es la única forma de garantizar la estabilidad de la plantilla, la productividad general de la empresa y, en definitiva, el buen funcionamiento de la compañía.

La medición del engagement laboral es una herramienta de gran utilidad a la hora de detectar cuáles son los puntos clave de mejora. Lo cual nos ayudará a poder implantar acciones concretas enfocadas a alcanzar nuestros objetivos estratégicos.

¿Necesitas medir y mejorar el Engagement de tus equipos?

Desde INTERIM GROUP podemos ayudarte a implantar un innovador sistema digital para medir y mejorar el compromiso de tus empleados. Pide una cita con nosotros, estaremos encantados de atenderte.

Pin It on Pinterest

Share This