El Employer Branding ha demostrado ser una poderosa herramienta para los departamentos de Recursos Humanos desde que se empezó a trabajar el concepto, pero ¿sabes realmente cómo puede ayudar a tu empresa a nivel estratégico? En este artículo te lo contamos.

Los Responsables de RRHH de las empresas, así como los Reclutadores y, por qué no, cualquier persona encargada de atraer y seleccionar talento en la empresa, topamos cada vez con más problemas a la hora de encontrar el talento que necesitamos. Y cuando lo encontramos, muchas veces nos damos cuenta de que “no fue la decisión acertada de contratación”, “no se integró bien en el equipo”, “no fue capaz de conseguir sus objetivos”… o tal vez, era el perfil perfecto pero se fue y nunca te dijo por qué… ¡quizá te lo robó la competencia!

Todas estas situaciones nos llevan a pensar qué hicimos mal y si podemos mejorar en algo. Sin embargo, la mayor parte de las veces nos centramos en soluciones cortoplacistas que lo único que hacen es provocar de nuevo el mismo desenlace. Las empresas debemos ver más allá de nosotras mismas, ponernos en la piel del candidato y saber cuál es nuestro valor diferencial. El Employer Branding esgrime todos estos conceptos para dar una propuesta de valor atractiva al candidato, que nos ayudará a captar talento de manera más efectiva, más acertada y más ágil. ¿Te apuntas a esta nueva manera de captar talento? Sigue leyendo…

¿Por qué es importante que empieces hoy mismo a trabajar tu Employer Branding?

El Employer Branding no es nada más y nada menos que tu marca a ojos de tus potenciales trabajadores, empleados actuales y antiguos trabajadores ¡no olvidemos a estos últimos! Pero, ¿cómo se construye esta marca? ¿Es tan diferente del Branding hacia tus clientes? Pues digamos que, aunque su esencia proviene de la visión que tus empleados tienen de ti y de la imagen que proyectas hacia tus candidatos, el Employer Branding es una parte más de tu marca global. Una parte a la que tus clientes también son sensibles.

¿Puedes perder clientes porque tengas un mal Employer Branding? ¡Desde luego que sí! Las empresas actuales dan cada vez más importancia a la responsabilidad social corporativa, la igualdad en las organizaciones, la inclusividad y los valores de la marca. Tus valores y objetivos pueden verse extremadamente dañados por una marca empleadora que refleje malas condiciones laborales, malestar laboral, entornos de trabajo tóxicos o empleados no alineados bajo objetivos comunes. ¿No lo tienes claro? Te ponemos en situación:

EJERCICIO

Ponte en el lugar de tu empresa a la hora de seleccionar un proveedor y hazte estas preguntas:

  • ¿Confiaría en una compañía que me atiende de manera deficiente por un mal ambiente laboral?
  • ¿Contrataría un colaborador que me da informaciones contradictorias porque no hay una buena comunicación interna?
  • ¿Confiaría parte de mi servicio a una empresa que no responde de su calidad porque sus empleados no tienen interés en lo que hacen?

La respuesta es claramente NO.

No trabajarías con empresas que sabes que tienen empleados descontentos porque eso repercute en su capacidad de respuesta, en su calidad y en su eficacia. De la misma manera, tú puedes perder clientes si tus empleados no hablan bien de ti, si no son capaces de transmitir tus valores, si no están comprometidos con tu marca. Todos estos conceptos se engloban dentro del trabajo de la marca empleadora.

Según OHR: “El talento huye de las empresas cuando no existe un clima de confianza y falta libertad para el desarrollo de la carrera profesional.”

Si empiezas a trabajar tu Employer Branding desde hoy mismo, conseguirás:

  1. Aumentar la productividad y la motivación de tus equipos
  2. Trabajar el liderazgo de tus mandos intermedios
  3. Mejorar tu atención al cliente y la calidad de tus servicios
  4. Tendrás mayor capacidad de atraer nuevos candidatos cualificados
  5. Serás más eficiente en tus procesos de selección de talento
  6. Menos rotación: contratarás a personas alineadas contigo
  7. Menos fuga de talento: las personas que trabajan en lugares que resuenan con sus propios valores y metas, tienen mayor grado de compromiso laboral y menos riesgo de fuga.
  8. La competencia lo está haciendo… ¿por qué no vas a hacerlo tú?
Employer-branding-rrhh_INTERIM-GROUP_2 (1)

¿Estás listo para ponerlo en práctica y darle un giro a tu estrategia de RRHH? Te contamos cómo:

Pasos para implantar el Employer Branding en tu empresa

1. Ten clara tu identidad y tus valores de marca empleadora

Lo primero que tienes que hacer es verte desde fuera y hacer un análisis de situación. ¿Cómo te perciben tus trabajadores? ¿Cómo te perciben tus líderes de equipo? ¿Qué crees que opinan de ti tus antiguos empleados?

Cuando tengas una visión global de lo que se percibe de ti, sabrás qué cosas mejorar y qué cosas estás haciendo, que no se alinean con tus valores reales.

La clave para tener una potente identidad de marca empleadora es la COHERENCIA, “predicar con el ejemplo”. Si uno de tus valores principales es tener una buena comunicación transversal, no puedes permitirte no informar a tus equipos con cierta periodicidad de los avances de la empresa. Si otro de tus valores es el desarrollo de las personas en su entorno laboral, no puedes no comprometerte con una formación a tus empleados y/o a tus líderes.

CONSEJO: Haz una breve lista de los 3 o 4 valores principales de tu marca a nivel de RRHH y gestión del talento. Analiza la percepción que se tiene de ti en cuanto a esos 3 o 4 valores y céntrate en acciones concretas para mejorar en el desarrollo efectivo de los mismos.

¿Quieres saber si existe liderazgo efectivo en tu organización?

Descarga nuestro Cuestionario de liderazgo basado en el modelo MLQ (Multifactorial leadership Questionaire) y empieza a descubrir el potencial de los líderes de tu organización. ¡SÍ, QUIERO DESCARGAR EL CUESTIONARIO!

Según la Sociedad Americana de Psicología, una de las razones principales que llevan a los empleados a renunciar a sus trabajos es porque no sienten que exista concordancia entre sus valores personales y los de la empresa.

2. Qué puedes aportar a candidatos y trabajadores

Nos encontramos en un mercado altamente competitivo, donde el talento tiene espacio para moverse de empresa a empresa con facilidad. Debemos darnos cuenta del valor diferencial que podemos aportar dentro de ese entorno.

Si detectamos qué buscan los trabajadores de nosotros y qué cosas podemos darle, que nadie más puede, conseguiremos que se queden con nosotros y que incluso recomienden trabajar en nuestra empresa. Puedes pensar:

– “Mi empresa busca un tipo de candidato a quien solo le importa el salario”

A todas las personas nos importan muchas cosas, no solo el dinero. Si un empleado trabaja con nosotros solo por el salario, pronto llegará otra empresa que le pueda pagar más y se lo llevará. Siempre hay empresas que pueden pagar más. Las personas valoramos la estabilidad, las relaciones que establecemos a nuestro alrededor, la seguridad ante una circunstancia adversa… Todas las personas, se dediquen a lo que se dediquen, son ante todo, personas. Averigua qué le importa a tu candidato ideal y céntrate en ofrecérselo. Te sorprenderá cuántas veces no se trata del salario.

“Según It user: Las políticas de Employer Branding ayudan a aumentar el atractivo de las empresas y a fidelizar a los mejores trabajadores, alejándose únicamente del atractivo por el salario.”

– “El Employer Branding es un concepto moderno que suena muy bien, pero no es para empresas serias, como la mía”.

De acuerdo, lo admitimos, “Employer Branding” es un término que suena muy chulo, un término llamativo para envolver una estrategia en un bonito papel de regalo. Pero más allá del término hay un propósito, un propósito serio que tiene que ver con la percepción de nuestra marca a todos los niveles. También tiene que ver con la capacidad de esa marca para atraer talento cualificado, a la altura de las exigencias del mercado. Algo que cualquier empresa seria que se precie, debe ser capaz de hacer… si quiere seguir creciendo.

– “Tengo mucho personal que gestionar, no puedo perder mi tiempo con el Employer Branding”.

La imagen de marca empleadora está presente hasta en los detalles más pequeños de nuestro trato al trabajador. No hace falta que pongas en marcha una estrategia global o movilizar una gran cantidad de recursos. Se pueden ir haciendo pequeños cambios y pequeñas acciones que poco a poco le darán forma a tu marca empleadora hasta construir tu identidad.

CONSEJO: Haz una lista de acciones que puedes llevar a cabo para diferenciarte como empresa en el trato a tus trabajadores. Asegúrate de que son cosas que puedes implementar de manera rápida pero efectiva. Por ejemplo: dar reconocimiento a los empelados que mejor trabajen, cada trimestre; tener un detalle con mis equipos en una fecha señalada; comunicar una vez al mes y públicamente, los logros de cada equipo…

3. Comunica tus valores de marca empleadora y tu aporte diferencial

Cuando tengas clara tu identidad, tus valores y tu aporte diferencial: comunica. Aprovecha todos tus canales para expresar esos valores y compartir las acciones llevadas a cabo en consonancia con ellos. Así, mostrarás y demostrarás tu compromiso con tus empleados. De esta manera, de forma sutil pero fehaciente, cualquiera que vea tu marca la asociará a un buen lugar para trabajar y a una empresa íntegra con la que hacer negocio.

CONSEJO: La presencia digital en este sentido será crucial para difundir tu Marca Empleadora al máximo. Comprueba que te comunicas con empleados y candidatos de manera efectiva desde tus redes sociales. También comprueba que tu página web refleja tus valores y tu aporte diferencial. ¡Recuerda, la coherencia es la clave!

¿Tienes problemas con la selección de personal?

Te contamos las causas y las posibles soluciones para tus problemas de reclutamiento en nuestro artículo: ¿Problemas en la selección de personal? Causas y Soluciones

4. Implanta tu marca en la gestión global de tus RRHH

Captación:

Elige los canales de captación y selección según los perfiles que vayas a contratar y crea ofertas de trabajo que enganchen y que estén acorde con tu descripción de puestos de trabajo. Aprovecha para hablar de tu marca y de por qué deberían trabajar contigo los candidatos, basándote en tus valores y tu aporte diferencial.

“9 de cada diez directivos considera importante para el éxito del negocio que los profesionales reclutados para su empresa se adapten, no solo a requisitos técnicos sino también a la cultura organizacional” según el estudio Tendencias Globales en el Capital Humano 2016 de Deloitte.

Planes de carrera y retribución:

Es el momento de poner en práctica tus valores. Demuestra a los candidatos que puedes aportarles lo que buscan y refléjalo con medidas concretas incluidas en su contrato, mediante un plan de carrera a vuestra medida y su retribución.

Engagement:

Cuida el compromiso de tus empleados con tu empresa. Este compromiso es el que te garantiza seguir haciendo un buen trabajo, seguir ampliando tu cartera de clientes y seguir contando con el talento que te hará crecer. Tu estrategia de marca empleadora deberá incluir acciones en este sentido, como la medición periódica de Engagement y acciones formativas concretas.

CONSEJO: Tienes que ver el Employer Branding como una metodología en sí misma, una manera de recordarte tus valores de marca en cada paso que das dentro de tu Dpto. de RRHH.

Employer-branding-rrhh_INTERIM-GROUP_1

Conclusión

Cómo ves, el Employer Branding es un trabajo sobre tu marca, que la posiciona en su trato al candidato y al trabajador. De esta manera, se trata de una forma de comunicar cuál es tu estrategia de Recursos Humanos a nivel global, y utilizarlo para atraer y fidelizar el talento que tu organización necesita.

Por tanto, el Employer Branding es un ejercicio de transparencia, coherencia y compromiso con tu marca y con tus equipos. Pero también es un ejercicio de respeto a tus servicios y a tus clientes.
Si empiezas a trabajarlo de manera consciente puedes dar un giro a tu estrategia de RRHH que suponga una mayor productividad y rentabilidad para tu empresa, así como unos entornos de trabajo más sostenibles.

¿Necesitas ayuda para atraer y desarrollar el talento en tu empresa?

Desde los servicios de Consultoría de RRHH  y Formación de INTERIM GROUP podemos ayudarte a llevar a tus equipos al siguiente nivel. Pide una cita con nosotros, estaremos encantados de atenderte:

Pin It on Pinterest

Share This