Con los recientes y vertiginosos cambios del mercado laboral actual, las empresas tienen cada vez más problemas en la selección de personal y en la atracción de talento. Esto es debido no solo al dinamismo de dicho mercado, sino también a los cambios sociales y económicos que estamos viviendo, combinados con la digitalización y la aparición de nuevos perfiles.

Si eres reclutador/a o eres responsable de los RRHH de tu empresa, seguramente habrás notado que los candidatos ya no se mueven por los mismos canales que antaño. Cada vez, en más ocasiones, tienes que ir tú a buscarlos, en vez de que ellos te busquen a ti. Y, frecuentemente, los puestos que ofreces no se ajustan a las expectativas de esos candidatos.

Esto ocurre en empresas de todos los sectores, pues todos buscamos avanzar en el desarrollo de nuestros servicios y necesitamos contar con el talento adecuado. Buscamos ese talento que nos ayude y guíe en el camino. Seguro que te has dado cuenta de que aunque, desgraciadamente, la crisis del COVID-19 está generando desempleo a un ritmo acelerado, los perfiles clave para acompañarte en tu digitalización o en la optimización de tus procesos siguen siendo igual o, incluso, más difíciles de captar. Sigue leyendo este artículo para descubrir los motivos de este problema y cómo solucionarlo.

¿Por qué es importante detectar tus problemas en la selección de personal?

Realizar un mal reclutamiento de personal en la empresa tiene consecuencias graves para tu organización, como pueden ser:

Pérdida de productividad:

Los equipos a la espera de ampliación soportan cargas de trabajo inusuales que se convierten en inasumibles si no completamos el equipo a tiempo. Así, la productividad baja ante la perspectiva de no conseguir los objetivos fijados. Y, más aún, ante la desesperanza que genera el ver que no llega un refuerzo o alguien que asuma el mando.

Mal ambiente de trabajo:

La alta rotación de personal, al no conseguir candidatos que se integren bien en el puesto vacante, genera mal ambiente de trabajo entre el personal. Esto puede llevar a un nuevo descenso de la productividad y a la pérdida de confianza y compromiso con la organización.

Equipos poco cualificados:

Si mientras buscamos un perfil adecuado para un puesto dejamos que empleados no especializados en ciertas tareas se hagan responsables de ellas, corremos el riesgo de bajar la calidad de nuestros servicios. Esto puede derivar en la pérdida directa de clientes.

Repercusión sobre la marca:

No encontrar los candidatos adecuados que acompañen a la empresa en su desarrollo, ni ser capaces de apoyar adecuadamente al equipo, repercutirá negativamente en nuestra marca. Primero, ante nuestros clientes, por no conseguir la productividad esperada de nosotros. Después, ante nuestros empleados, aparentando dejadez y falta de compromiso con ellos. Esto nos hará más difícil, si cabe, la tarea de encontrar personas que quieran trabajar con nosotros.

Costes administrativos:

Generados de la selección, contratación o despido de personal.

Un estudio realizado Deloitte reveló que “los costes asociados con el proceso de reemplazar a un trabajador de un cargo medio. (Sumando valor de la contratación, proceso de entrevistas, capacitación, costos de oportunidad, y tiempo de inactividad por la vacante) le pueden significar a la empresa hasta el 400% del salario mensual.”

problemas-seleccion-personal_consecuencias_INTERIM-GROUP

Para conseguir mitigar los efectos negativos de un mal reclutamiento de personal en tu empresa, es importante analizar las causas de ese mal reclutamiento. Y, sobre todo, conocer porqué te cuesta encontrar y contratar el personal adecuado para tu compañía.

Deberás hacer un análisis de tu proceso de reclutamiento desde el inicio (tu marca empleadora), hasta el final (lo que ofreces a los candidatos para que se queden contigo) para detectar los problemas de tu organización en este sentido. Solo así podrás aplicar las soluciones adecuadas que te lleven a captar el talento que realmente necesitas.

Causas que generan problemas de selección de personal, y posibles soluciones

1. Mala imagen de la empresa:

Quizá no te hayas dado cuenta pero, tu proceso de reclutamiento y selección de personal empieza, en realidad, fuera de tu empresa. Comienza en la imagen que tienen de ti como empleador las personas alrededor de la misma, ya sean clientes, proveedores, colaboradores, empleados o… ex-empleados. Lo que digan de nosotros estos agentes repercutirá directamente en nuestra capacidad de atraer nuevo talento a nuestra organización. Si somos conscientes de esto podremos resolver el problema de selección de personal derivado de una mala imagen de empresa.

Según Talentclue: “Podemos entender varios tipos de reclutamiento. El primero podría ser publicar la oferta y esperar acontecimientos, lo que en Talent Clue llamamos “publicar y rezar”. Esta acción solo tendrá efecto con los candidatos activos en búsqueda empleo, pero no llegaríamos a la gran mayoría: los candidatos pasivos. […] El reclutamiento que utiliza el Employer Branding para atraer talento será la forma ideal para captar candidatos.”

Tu imagen de empresa a la hora de captar personal. O, lo que es lo mismo, tu “Employer Branding” tiene que estar a la orden día y es tanto o incluso más importante que tu imagen de venta. Por eso, es de vital necesidad que empieces a trabajar en ella y la transmitas desde todos los canales posibles.

Tu Employer Branding  debe estar alineado con los valores de tu empresa y con tus objetivos. Y deberá ser capaz de resonar con los candidatos que necesitas. De esta manera, atraerás personal que esté interesado de verdad en tu organización y que quiera aportar valor en ella. Te sorprendería cuánta candidatura espontánea puedes generar con un sólido e inspirador Employer Branding.

2. Utilizar siempre la misma fuente de reclutamiento es un grave problema de selección de personal:

Qué reclutador no está cansado de encontrar siempre los mismos candidatos en los mismos canales de siempre. ¿Es que no hay más personas que busquen una nueva oportunidad laboral?, te preguntarás… desde luego que las hay pero no están en “los canales de siempre”.

Según Easyrecrue: “[…] si siempre publicamos en el mismo portal, estaremos limitando el potencial de búsqueda. Para todas aquellas personas que no estén registradas en dicha plataforma o puede que incluso ni la conozcan.”

Se nos acelera el corazón cuando consultamos los candidatos inscritos en nueva oferta de trabajo… después comprobamos tristemente que ninguno de ellos cumple el perfil. Este problema en tu reclutamiento de personal, se debe a que estás utilizando canales de captación masiva. Y, estos, no tienen una buena segmentación de su audiencia. Una buena manera de analizar la eficacia de tus canales de captación de candidatos es calcular el ratio de contrataciones que consigues a través de cada uno de ellos:

(nº de candidatos inscritos) / (nº de candidatos contratados)

No tengas miedo del resultado y deshazte de los canales que no te están siendo eficaces. De esta manera, podrás orientar tu inversión hacia otras herramientas más productivas. Para ello, debes mirar más allá de lo habitual, buscar en nuevos canales disponibles y darle un nuevo enfoque proactivo a tu reclutamiento.

El Reclutamiento 2.0 ha llegado para quedarse

Descubre todo sobre Reclutamiento 2.0, qué es y cómo aplicarlo en nuestro artículo: Reclutamiento 2.0: qué es y cómo puede ayudarte

3. Ofrecer condiciones que no se adapten al mercado u ofrecer falsas expectativas, un habitual problema de selección de personal

Ofrecer una oferta muy por debajo de lo que el candidato espera, sin ninguna posibilidad de formación o desarrollo específicas, hará que perdamos ese candidato en pos de la competencia.

Antes de lanzar una vacante debemos analizar el mercado, intentar saber qué ofrecen en otras empresas del sector para puestos similares y conocer las habilidades, conocimientos y competencias que debe tener nuestro candidato/a ideal.

Si no podemos ofrecer ciertas condiciones salariales podemos intentar compensar la oferta mediante mejoras de las condiciones de conciliación, retribución variable y/o salario emocional. De esta manera conseguiremos inclinar la balanza a nuestro favor, sin prometer salarios que no podemos cumplir.

Para conocer el mercado y a la competencia podemos recurrir a partners de selección que nos ayuden a orientar nuestra captación en la dirección adecuada, como pueden ser empresas de selección de talento. Además, este tipo de empresas cuentan con herramientas muy potentes que pueden ayudarte no solo a aumentar tu alcance de reclutamiento sino a mejorar tu Employer Branding mediante acciones de selección conjuntas.

4. No tener bien definido el puesto y sus responsabilidades

No tener claro lo que queremos y lanzarnos a buscar un candidato es un problema de reclutamiento de personal que muchas empresas cometen. La descripción de puestos de trabajo es crucial para realizar una correcta selección de personal que nos ayudará a ser lo más objetivos posible. También nos aportará claridad a la hora de saber lo que necesitamos de un nuevo empleado y lo que podemos ofrecer.

En las Descripciones de Puestos se determinan, esencialmente, las funciones de la vacante, responsabilidades asociadas; y sus competencias, habilidades y conocimientos requeridos. Además, se incluye su orden en la jerarquía de la organización y su posible desarrollo en la misma. Por último se detalla el rango salarial y otros beneficios.

La descripción de puestos de trabajo es un ejercicio esencial a la hora de incorporar nuevo personal a la empresa, dado que nos dice rigurosamente lo que estamos buscando y cómo encaja en nuestros equipos ya asentados. Lleva también una carga estratégica, puesto que cada perfil incorporado, lleva consigo unos objetivos propios que deben alinearse con los objetivos de la empresa en cada momento. 

¿Aún tienes dudas sobre la Descripción de Puestos de Trabajo?

Te contamos todo lo que has desaber sobre la descripción de puestos en la empresa, como clave para el desarrollo del talento, en nuestro artículo Descripción de Puestos y Responsabilidades

5. No buscar la compatibilidad del candidato en la organización

Un candidato no se identifica únicamente con una lista de conocimientos, habilidades o experiencia. También tiene unas determinadas habilidades, unos objetivos y unos valores profesionales. Si estos últimos no se corresponden con los objetivos y valores de nuestra empresa, tendremos un problema grave que puede derivar en conflictos y mal clima laboral, falta de compromiso y mala imagen de nuestra organización.

Ya desde la fase de atracción del talento hemos de preocuparnos por este problema de selección de personal, que deriva de no estar atentos a la compatibilidad del candidato con los valores de nuestra empresa. Una entrevista por competencias nos ayudará a detectar las posibles incompatibilidades de un candidato con nuestra organización.

problemas-seleccion-personal_causas-soluciones_INTERIM-GROUP

Conclusión

En resumen, la resolución de problemas de selección de personal en las empresas pasa por un análisis inicial del proceso de reclutamiento. Las causas principales de estos problemas pueden derivar de una mala imagen de marca empleadora, de no realizar una oferta competitiva, o de no tener claro qué buscamos en un candidato, entre otras.

Las soluciones más efectivas para resolver estos problemas pasan por mejorar nuestro Employer Branding, ampliar nuestro alcance de reclutamiento e impulsar nuevas metodologías de selección en nuestro departamento de RRHH.

Además, hemos de ser conscientes de que no resolver estas cuestiones puede tener consecuencias catastróficas para nuestra organización, desde el desgaste irreparable de nuestra marca, hasta pérdidas económicas recurrentes.

¿Necesitas ayuda para atraer y desarrollar el talento en tu empresa?

Desde los servicios de Consultoría de RRHH  y Formación de INTERIM GROUP podemos ayudarte a llevar a tus equipos al siguiente nivel. Pide una cita con nosotros, estaremos encantados de atenderte:

Pin It on Pinterest

Share This