Los indicadores de productividad te permiten conocer los resultados de tu organización, el rendimiento de esta y el nivel de eficiencia de los procesos productivos. Por esto, es importante tenerlos en cuenta en la empresa, saber medirlos y, sobre todo, sabe redactar y analizar las conclusiones.

El objetivo principal de los indicadores de productividad es aumentar el rendimiento de la empresa, obtener mejores resultados y descubrir, en caso de tener problemas, dónde se encuentran estos, por qué se generan y cómo poder erradicarlos.

En un contexto económico tan competitivo que cada vez es más exigente, se vuelve necesario analizar nuestra productividad y nuestros procesos. ¿Quieres garantizar el buen rendimiento de tu organización? ¡Quédate y lee nuestro artículo!

¿Cómo funcionan los indicadores de productividad?

Los indicadores de productividad, o KPIs, son herramientas que se utilizan en las organizaciones para medir y evaluar el rendimiento de los empleados, los equipos o la empresa en su conjunto. Estos KPIs se eligen dependiendo del tipo de empresa y las áreas que se desean analizar.
Algunos ejemplos de estos indicadores de productividad en las organizaciones son:

  1. Tiempo de producción: nos permite medir el tiempo invertido en producir un producto o servicio.
  2. Nivel de calidad: este indicador nos ayuda a medir la calidad del servicio o producto que ofrecemos en nuestra organización, basándose en las expectativas y los estándares de calidad del cliente.
  3. Productividad de los trabajadores: este indicador nos permite medir la cantidad de trabajo realizado por los empleados durante un periodo de tiempo determinado.
  4. Tasa de producción: la tasa de producción es importante porque nos da resultados de la cantidad de productos o servicios que un equipo o nuestra empresa en general ha facturado durante un periodo de tiempo determinado.

Estos indicadores de productividad nos permiten, además, identificar áreas, equipos o departamentos de nuestra organización que necesitan mejorar en algún aspecto productivo o eficiente.

Es imprescindible tener en cuenta que los indicadores de productividad no solo están formados por la tasa de producción. En este sentido, es necesario contar con diferentes factores como los que hemos nombrado anteriormente. De nada sirve producir mucho, si la calidad no es la que el cliente espera y merece.

destacado-gestión-talento

¿Sabes que la productividad aumenta con el compromiso de tus empleados? Descárgate gratis la guía sobre engagement y descubre cómo.

Importancia de los indicadores de productividad

Las estrategias que podamos desarrollar para nuestra empresa, tendrán mucho que ver con los resultados de los indicadores de productividad. Realizar un seguimiento constante de las métricas, rendimiento y resultados de nuestra organización será necesario para realizar tareas, cambios y estrategias que nos ayuden a aumentar nuestra competitividad, a posicionarnos mejor en el mercado y, así, incrementar los beneficios.

Estos indicadores de productividad juegan un papel muy importante a la hora de realizar el seguimiento de todos los factores a tener en cuenta para saber si nuestra organización funciona o no. Los KPIs miden los éxitos y fracasos de la organización y nos ayudan a descubrir dónde se encuentran y cuáles son nuestros punto débiles. Además, los indicadores de productividad que nos interesen pueden ir modificándose en función de las variaciones del mercado y las nuevas necesidades empresariales.

Por otra parte, la importancia de medir los indicadores de productividad en nuestra empresa también radica en la toma de decisiones por parte de los líderes en función de unos datos objetivos, precisos y estudiados. Así, las decisiones estarán tomadas tras identificar los problemas y oportunidades más relevantes.

Por último, los KPIs también nos permiten comunicar los objetivos de la empresa de una forma más efectiva acompañados de unos “caminos” para perseguir y lograr estos objetivos. De esta manera, los empleados pueden ser conscientes del esfuerzo y del progreso que han de realizar para conseguir estas metas.

indicadores-productividad-ejemplos_INTERIM-GROUP

Claves para aumentar tus indicadores de productividad

Para aumentar los indicadores de productividad de tu empresa, es importante, ante todo, identificar los KPIs correctos para la empresa y para cada departamento. Estos han de estar directamente relacionados con los objetivos, metas y estrategias de la empresa.

Por otro lado, definir metas alcanzables para nuestros empleados, también puede ayudarnos a mejorar los indicadores de productividad. Pues exigir metas prácticamente inalcanzables, repercute directamente en la motivación de los empleados.

Además, ayudar a mejorar la gestión del tiempo en el trabajo de tus empleados, también puede ayudarles a aumentar su productividad de manera sencilla. Para ello, es importante que sepan establecer las prioridades claras, evitar las distracciones y utilizar técnicas y herramientas para ser más eficientes. Por ejemplo, automatizar los procesos, les ayudará a reducir el tiempo y los errores en las tareas más repetitivas.

Igualmente, proporcionar formación a los empleados puede permitirles mejorar las habilidades y conocimientos, por lo que su rapidez y eficacia durante el proceso productivo aumentará notablemente.

Conclusión

Los indicadores de productividad, son herramientas que se utilizan para evaluar el rendimiento de los empleados, los equipos o la empresa en su conjunto. Existen distintos indicadores de productividad, dependiendo de la empresa y el departamento, pero los más frecuentes son: tiempo de producción, calidad del producto o servicio, productividad de los empleados y tasa de producción. Estos indicadores son importantes porque permiten valorar los resultados buenos y malos de la organización.

¿Necesitas ayuda para atraer y desarrollar el talento en tu empresa?

Desde los servicios de Consultoría de RRHH  y Formación de INTERIM GROUP podemos ayudarte a llevar a tus equipos al siguiente nivel. Pide una cita con nosotros, estaremos encantados de atenderte: