El coaching para empresas o coaching ejecutivo es una metodología de transformación y desarrollo que ayuda a las personas a tomar decisiones y conseguir sus objetivos en el entorno laboral.

Si lo aplicamos adecuadamente, puede impactar de forma sorprendente en la eficacia del liderazgo, en el compromiso de los empleados y, en definitiva, en el crecimiento de las empresas.

En este artículo te explicamos al detalle qué es, qué aporta a las organizaciones y cómo saber si necesitas aplicarlo en la tuya.

¿Qué es el coaching ejecutivo y para qué sirve?

El coaching para empresas aporta una serie de técnicas y herramientas que ayudan a personas y equipos en la transformación que les llevará a alcanzar sus metas profesionales.

Según la Escuela Europea de coaching: “Coaching es entrenamiento en habilidades de comunicación y de liderazgo que fomentan el autoconocimiento y el contacto de la persona con su entorno.”

Las dinámicas de aprendizaje del coaching para empresas son tuteladas por un coach. Esto es, un profesional formado para guiar a personas y equipos en su proceso de búsqueda y transformación. Este proceso, les permitirá desarrollarse para alcanzar sus metas dentro de la empresa.

Durante el proceso de coaching empresarial se realizan sesiones de una duración determinada que suele estar entre 2 y 3 horas. En ellas, se trabajarán aspectos concretos a los que el coachee (persona que recibe el aprendizaje) se ha de enfrentar. Por ejemplo:

  • Resolver un determinado conflicto.
  • Comunicar ciertas decisiones.
  • Orientar a un equipo de trabajo hacia objetivos concretos.

Todo ello, se trabaja desde una perspectiva muy clara: la propia persona debe descubrir por si misma cuál es el mejor camino para su desarrollo y actuar en consecuencia. Así, el coach hace de guía, realiza las preguntas adecuadas, ayuda a marcar objetivos y a realizar un seguimiento de los mismos.

El coaching empresarial, por tanto, es una formación para empresas, que sirve para que, con la ayuda de un profesional, las personas y equipos detecten sus puntos fuertes y débiles. Con ello, adquirirán herramientas para enfrentarse con éxito a los retos profesionales que se les presenten.

coaching-empresarial-metodologias_INTERIM-GROUP

¿Qué métodos se utilizan en el coaching?

El coaching empresarial es un proceso de dialogo continuo que se estructura de la siguiente manera:

  1. Observar pensamientos y creencias: el coach ayudará al individuo a analizar sus retos desde diferentes puntos de vista. Así, encontrará el camino más adecuado para enfrentarse a ellos.
  2. Determinar objetivos: una vez analizada la situación el individuo llegará a una conclusión sobre lo que quiere conseguir y cómo.
  3. Plantear acciones: el coach guiará al individuo a plantear una serie de acciones concretas a llevar a cabo en un plazo determinado. Por supuesto, orientadas a conseguir el objetivo de la manera acordada.
  4. Seguimiento: se retoman las acciones ya realizadas para determinar si se han conseguido los objetivos propuestos. Sino, se proponen maneras de reconducirlo.

Durante estas conversaciones el coach puede utilizar diferentes metodologías que le ayuden a conducir al individuo a través de su aprendizaje. A continuación explicamos las 5 más utilizadas:

5 Metodologías del Coaching para Empresas

Preguntas reflexivas:

El arte de hacer las preguntas adecuadas en el momento adecuado es una de las metodologías más características del coaching y el coaching ejecutivo. Con ellas, el coach invita al individuo o al equipo a reflexionar sobre sus creencias, sus acciones y sus puntos de vista. Gracias a ellas, las personas cuestionarán sus hábitos aprehendidos para dar con nuevas posibilidades de acción. Es sorprendente lo que podemos descubrir de nosotros mismos y de nuestro potencial, si nos hacemos las preguntas adecuadas.

Escucha activa y empatía:

El coaching más efectivo es el que se da en una relación de plena confianza entre el coach y el coachee. La escucha activa y la empatía son esenciales para establecer esa relación de confianza.

Responsabilidad:

Las personas deben responsabilizarse de las acciones que van a tomar. Deben querer desarrollarse y avanzar en su camino profesional, aunque eso signifique enfrentarse a cosas desagradables de sí mismos. Pues solo así podrán modificar las conductas que no les favorecen.

Apertura y puntos de vista:

Todos vemos la vida a través de una lente diferente. Todos tenemos sesgos y prejuicios adquiridos a lo largo de nuestras experiencias. Ya sean en el entorno personal como en el profesional. El coaching empresarial nos ayuda a detectar esos pensamientos preconcebidos, a abrir nuestra mente para desbloquear nuestra creatividad.

Como dijo Albert Einstein: «Si queremos obtener resultados diferentes, deberemos actuar de manera diferente.»

OBJETIVOS SMART:

La metodología de objetivos SMART (por sus siglas en inglés) no es exclusiva del coaching para empresas. Pero es una de las herramientas que se utiliza para plantear las metas de aquellos que buscan un desarrollo a través del coaching ejecutivo.

  • S: “Specific– Los objetivos deben ser concretos y específicos. Así nos enfocaremos al máximo en ellos.
  • M: “Measurable – Deben ser también, medibles. De esta manera, podremos saber con seguridad si los hemos conseguido.
  • A: “Achievable – Los objetivos tienen que ser posibles de conseguir. Un buen objetivo es aquel que vamos a poder alcanzar, aunque tengamos que hacer un esfuerzo para ello.
  • R: “Relevant – Las metas que nos pongamos deben tener relación con algo que nos interesa mejorar o aprender. Esta R también puede entenderse como “Retador” y es que, como ya hemos dicho, aunque un objetivo debe poder ser alcanzado pero también ha de suponer un reto relevante.
  • T: “Timely – Un objetivo bien planteado deberá conseguirse en un tiempo concreto. Si llegado el momento acordado, no lo hemos conseguido, será el momento de analizar la situación y replantear acciones.

¿Cuándo se debe aplicar el coaching para empresas?

El coaching ejecutivo debe aplicarse cuando una persona o equipos necesiten avanzar en su desarrollo profesional enfrentándose a decisiones o retos altamente exigentes.

También es posible que una persona sienta que no puede avanzar, que tiene obstáculos a los que no sabe cómo enfrentarse o la inundan las dudas en el ámbito profesional. En este caso, también es recomendable plantearse realizar coaching empresarial.

Por otro lado, puede que dentro de un equipo haya conflictos constantes, problemas de comunicación o dificultades para conseguir objetivos. Pero no por falta de conocimientos y competencias técnicas, sino por carencias en ciertas habilidades. El coaching para empresas también tiene sentido en esta situación.

En ese caso último caso, disminuirá la fuga de talento en la empresa.

¿Qué relación existe entre líder empresarial y coaching?

Los líderes de equipo en una empresa se enfrentan a momentos de gran estrés laboral e incertidumbre. Por eso es posible que el coaching ejecutivo sea la metodología idónea para ayudarles a resolver esos retos.

Ellos son los responsables de mantener el equipo unido y de resolver los conflictos laborales que surjan. Además, son los principales encargados de conseguir las metas de la organización y de guiar a su equipo en la dirección correcta.

Todos estos retos son los que el líder empresarial debe afrontar con éxito. El coaching ejecutivo puede suponer una herramienta clave para guiar a nuestros líderes en ese camino.

No solo para asegurar que cumplan los objetivos, también para mejorar sus capacidades de liderazgo. Una empresa con líderes efectivos, tendrá empleados más comprometidos y productivos.

¿Quieres saber si cuentas con líderes efectivos en tu organización? > Descúbrelo con nuestro cuestionario de evaluación del liderazgo.

¿Qué beneficios tiene el usar coaching en el liderazgo de un equipo?

Los beneficios de usar el coaching ejecutivo en el liderazgo de un equipo impactan directamente al compromiso del empleado y su productividad. También tiene un efecto positivo en la retención y fidelización del talento en la empresa.

  • Disminuye el absentismo, puesto que el líder se convierte en una figura de confianza y estabilidad.
  • Aumenta el compromiso, ya que los empleados tienen claro cuáles son sus objetivos y los recursos que tienen para alcanzarlos.
  • Mejora la comunicación, pues el líder tiene más herramientas para trasladar con transparencia y asertividad sus ideas al equipo.
  • Aumenta la retención del talento, pues los empleados admiran a su jefe de equipo y confían en él para su desarrollo.

Si quieres saber más sobre cómo formar buenos líderes no te pierdas nuestro artículo «Habilidades de liderazgo y cómo desarrollarlas en tu empresa»

¿Qué puede aportar el coaching dentro de una organización?

El coaching para empresas sirve, esencialmente, para que las personas y los equipos sepan sacar lo mejor de sí mismos y consigan sus objetivos estratégicos. En concreto, el coaching empresarial sirve para:

  • Fomentar el apoyo y la responsabilidad entre personas
  • Mejorar el liderazgo
  • Incentivar y promover cambios
  • Asumir fracasos y gestionar conflictos
  • Aumentar la productividad y el foco
  • Mejorar la gestión del tiempo y las tareas

Todo ello está relacionado con los beneficios personales de coaching. Como pueden ser el aumento de la flexibilidad y la creatividad, la disminución del estrés o la mejora de las relaciones con los demás.

Conclusión

El coaching empresarial es una metodología que, si la aplicamos correctamente, puede impulsar el desarrollo del liderazgo y del rendimiento de los equipos.

Tiene importantes beneficios para las organizaciones, pasando por el aumento de la efectividad del liderazgo, hasta la mejora del compromiso de los empleados.

Aprovecha tu crédito de formación bonificada

En INTERIM GROUP | Formación ofrecemos formación bonificable y a medida para empresas. Además nos encargamos de toda la gestión de la bonificación. Consulta con nosotros, estaremos encantados de atenderte:

Pin It on Pinterest