Existen varios tipos de liderazgo empresarial dentro del entorno laboral. Estos se definen según la relación que se establece entre el líder y su equipo.

Una de las claves para el liderazgo de equipos y grupos de trabajo es adaptarse a los contextos cambiantes para, de esta manera, evitar aplicar soluciones que priorizan la rapidez por encima de la efectividad.

Así, el liderazgo dentro de una empresa está más relacionado con el buen hacer, el cumplimiento de objetivos y la inteligencia emocional, que el rango en el que te sitúes o los poderes que tengas. Por esto, es necesario prestar mucha atención al liderazgo en tu empresa para saber si hay aspectos que se tienen que mejorar.

¿Sabías que hay distintos estilos de liderazgo empresarial? Si quieres descubrirlos y cuál puede adaptarse mejor a tu empresa, ¡sigue leyendo!

¿Qué es el liderazgo empresarial?

El liderazgo empresarial es un concepto que se refiere a la capacidad de las personas para tomar decisiones, establecer metas y comunicarse con los empleados. También se define, en términos generales, como la capacidad de influencia de una persona en el entorno laboral.

A su vez, es el conjunto de capacidades directivas que un individuo tiene dentro de una organización para intervenir o proceder en un grupo de trabajo.

El liderazgo empresarial es fundamental en cualquier empresa. Con él, mejora el ambiente, se reduce el estrés, se afinan las relaciones interpersonales y aumenta la motivación de los empleados.

Un buen líder debe tener una serie de habilidades y características:

  • Influencia.
  • Buena capacidad de comunicación y de toma de decisiones.
  • Entusiasmo.
  • Talento ante la resolución de una crisis.
  • Impulso.
  • Escucha activa.
  • Conexión.

¡Detecta las carencias de tus líderes y encuentra la solución cuanto antes! Descarga nuestro cuestionario gratuito sobre liderazgo en la empresa

La importancia del liderazgo empresarial va más allá de la capacidad de inspiración. Y más allá de la capacidad para motivar y conseguir objetivos en un equipo. La importancia del liderazgo radica, también, en garantizar que la empresa cuente con una visión y una dirección.

Por esto, la falta de liderazgo de una empresa puede traer graves consecuencias para la organización. Un líder ha de ser capaz de gestionar los equipos y el talento que hay en ellos. Y, de esta manera aumentar el compromiso laboral de los trabajadores con la empresa.

tipos-de-liderazgo-empresarial-principales_INTERIM-GROUP

¿Cuáles son los diferentes tipos de liderazgo empresarial?

El liderazgo va de cualidades, empatía, visión y decisión, por eso existen diferentes tipos de liderazgo empresarial y cada uno de ellos tiene sus ventajas y desventajas. A continuación, te los explicamos:

Liderazgo de laissez-faire

Este tipo de líder tiende a delegar y confiar más en sus compañeros, ya que es consciente de que están preparados para realizar las tareas que se les han asignado.

La libertad de sus trabajadores es una característica de este tipo de liderazgo empresarial. Esta libertad ayuda a obtener los objetivos de una manera más segura ya que el líder forma parte del equipo de trabajo como si fuera uno más del grupo.

De esta forma, también se agiliza el procedimiento para conseguir objetivos ya que prácticamente no se invierte tiempo en reuniones de equipo.

En este tipo de liderazgo empresarial, el papel del líder no es tan importante para la toma de decisiones como en otros tipos que veremos más adelante.

Una desventaja es que hay que estar muy seguro de que el equipo es maduro y esté preparado, si no, este estilo de liderazgo puede ser muy perjudicial para la organización. Además, el equipo de trabajo tiene que estar totalmente cohesionado y no individualizarse ante la falta de un coordinador.

Este estilo de liderazgo laboral puede ser muy positivo cuando, por ejemplo, los niveles de compromiso con la empresa de los integrantes del equipo son altos.

Liderazgo autocrático

En esta variedad de liderazgo empresarial, el líder toma las decisiones y los demás las acatan. Aquí, el “cabecilla” tiene el control de las estrategias y dinámicas de trabajo. También fija las directrices sin opinión ni ayuda de nadie.

Es un liderazgo unidireccional porque tiene todo el poder y da las órdenes directas, tomándose así las decisiones más rápidamente. Además, también favorece a los empleados que trabajan mejor “bajo presión” ya que permite una vigilancia estrecha sobre las tareas que se realizan.

La mayor desventaja de este tipo de liderazgo empresarial es que al no tener en cuenta la opinión de los empleados, pueden sentirse infravalorados y perder el compromiso con la empresa, llegando incluso a abandonarla.

Esta forma de liderar está siendo cada vez menos usada en las empresas, sobre todo punteras, ya que sus desventajas son mucho mayores que sus ventajas.

Liderazgo democrático

El liderazgo democrático es totalmente el opuesto al estilo de liderazgo empresarial anterior. Aquí, todos los miembros del equipo toman las decisiones porque el líder cree que es importante la implicación de los trabajadores. Promueve su participación para generar motivación y aumentar el compromiso con la empresa.

Aquí, el trabajo en equipo se vuelve relevante ya que todas las opiniones son escuchadas y debatidas. Esto ayuda a aumentar la innovación en las decisiones ya que los colaboradores se sienten libres de exponer sus puntos de vista.

El líder, además, suele estar pendiente del progreso de los trabajadores y ofrece ayuda y orientación a las personas que lo necesitan. Que los colaboradores no sean lo suficientemente maduros o no tengan la suficiente experiencia o conocimientos, puede ser una gran desventaja dentro del liderazgo democrático, y llevar al fracaso el objetivo que se intente conseguir.

Liderazgo transaccional

Con este tipo de liderazgo empresarial el líder crea una relación de intercambios entre él y los trabajadores. Implementa un sistema de premios y castigos. De esta manera, a los empleados que realizan bien su trabajo y llegando a los objetivos los premia.

En cambio, castiga a los que no cumplen con la hoja de ruta. Así, el líder los motiva a que realicen bien las tareas y a que los empleados tengan una visión del trabajo muy práctica.

La motivación de los trabajadores se centra únicamente en los premios que pueden conseguir. El líder, además, deja bien definido lo que se necesita de cada empleado y las recompensas que recibirán.

El liderazgo empresarial transaccional no es de los estilos de liderazgo más efectivos. Se deja la innovación a un lado ya que los empleados solo quieren realizar bien su trabajo para recibir el premio. Además, se fomenta la competencia entre los trabajadores creando así un mal ambiente de trabajo.

Liderazgo transformacional

El liderazgo transformacional se centra en una mejora de los empleados que les lleva hacia el desarrollo. Para esto, son necesarios altos niveles de comunicación que aporten una visión del cambio y, esta, se transmita a los colaboradores.

En este tipo de liderazgo empresarial, el líder pretende generar una perspectiva compartida de lo que debe ser la organización. Se centra en el desarrollo personal, vinculando este crecimiento con los objetivos de la empresa.

El líder es encargado de establecer una relación entre los objetivos de la organización y la satisfacción de los empleados. Esto permite a cada uno de los integrantes del grupo generar más empatía y llevar a cabo las estrategias con más probabilidades de éxito.

El líder, como desventaja, no da prioridad a los detalles, pasando por alto así pequeños puntos que ponen en riesgo a la empresa.

Según el Centro Europeo de Postgrado, un líder transformacional tiene cuatro tipos de comportamientos:

  • Motivación inspiradora: el líder inspira a sus seguidores para que alcancen los objetivos.
  • Influencia idealizada: esto se da cuando un líder es un fuerte modelo para su organización y predica con el ejemplo.
  • Estimulación intelectual: el líder anima a sus seguidores a pensar en sí mismos.
  • Consideración ponderada: cuando el líder crea una relación fuerte con los empleados.

Conclusiones

El liderazgo es esencial en todas las empresas. La necesidad de evaluarlo constantemente va aumentando cada día más con los constantes cambios a los que están sometidas las organizaciones.

Todos los estilos de liderazgo deben saber lidiar tanto con su estrés laboral como el de los empleados, haciendo uso de la inteligencia emocional laboral que este desarrolle.

Dependiendo del estilo de trabajo, la visión y la misión de la organización encajarán mejor o peor cada tipo de liderazgo empresarial.

¿Cuál crees que es el que mejor encaja en tu organización?

Aprovecha tu crédito de formación bonificada

En INTERIM GROUP | Formación ofrecemos formación bonificable y a medida para empresas. Además nos encargamos de toda la gestión de la bonificación. Consulta con nosotros, estaremos encantados de atenderte:

FAQ sobre tipos de liderazgo

¿Cuál es el estilo de liderazgo más efectivo?

Cada uno de los tipos de liderazgo presenta ventajas y desventajas, por lo que para identificar el tipo ideal para cada empresa, habrá que valorar distintos factores como el estilo de trabajo, la visión y la misión de la organización. 

¿Qué tipo de liderazgo es más común?

Utilizar un tipo de liderazgo u otro depende de cada empresa y de cada persona que ejerza ese liderazgo, por lo que no es algo que se pueda generalizar.

¿Qué tipo de liderazgo es el más deseado?

Uno de los estilos de liderazgo más valorados por los empleados es el transformacional, por sus numerosas ventajas.

¿Qué tipo de liderazgo es el más adecuado para liderar exitosamente?

Cada líder puede adoptar distintos tipos de liderazgo a lo largo de su trayectoria profesional, siempre adaptado a las necesidades de cada organización y sus equipos.

¿Qué similitud hay entre un líder y el liderazgo?

En el contexto empresarial, el líder es la persona que encabeza un equipo de trabajo y que es el encargado de motivar e impulsar a sus compañeros para llegar a los objetivos del equipo y de la empresa. Por su parte, el liderazgo se basa en establecer una meta común, inspirar al equipo de trabajo, retarlos y seguir avanzando.