Dos de las principales preocupaciones de las empresas en la actualidad es, por un lado, la falta de talento adecuado y, por otro, saber qué hacer para que sus empleados permanezcan en la empresa durante un largo período de tiempo.

Para lograr una buena atracción y retención de este talento tan deseado, cada compañía ha de contar con su propia estrategia de gestión de personal. Lo que te contamos en este artículo (y que tal vez no sabías) es que esa estrategia y esas acciones empiezan antes de llevar a cabo la selección de personal.

1. La importancia de cuidar nuestro employer branding para la retención de talento

Hablar de employer branding es hablar de la imagen que una marca proyecta hacia su plantilla y hacia sus potenciales empleados que podrían ser contratos en el futuro. Es muy importante que esta imagen sea positiva.

De lo contrario, surgirán problemas en la empresa, como la fuga de talento, la alta rotación y la imposibilidad de seleccionar y contratar personal.

¿Cómo podemos cuidar nuestra marca empleadora para conseguir que nuestros empleados se sientan a gusto trabajando en la empresa, a la vez que atrayendo nuevo talento? Nuestra misión, visión y valores, tienen que mucho que ver en este contexto.

Es fundamental que “hagas lo que dices”. Es decir, que exista una coherencia entre lo que empresa quiere y dice ser y en la forma que cuida y trata a sus empleados.

Cualquier profesional querría trabajar en una empresa en la que exista un buen ambiente laboral.

Una empresa que tenga en cuenta la salud y el bienestar de sus trabajadores, que ofrezca oportunidades de desarrollo y crecimiento profesional, etc.

Por todo ello, una de las mejores estrategias para atraer y retener talento, es convertir a tus empleados en embajadores de la marca.

Esto solo se podrá conseguir si de verdad estos sienten que merece la pena trabajar en una compañía, si se sienten valorados y están comprometidos.

Hablarán bien de su trabajo y su compañía, consiguiendo que otros potenciales candidatos se sientan atraídos por nuestra marca y deseen incorporarse a nuestra plantilla. Cosa que nos facilitará (y mucho) el proceso de selección de talento.

¿Quieres saber más sobre estrategias de atracción de talento?

En nuestro artículo Atraer talento: 2 estrategias maestras hablamos sobre las dos estrategias definitivas que te ayudarán a logarlo

2. El proceso de selección: lo que debes y no debes hacer

Seleccionar talento significa elegir, de entre todos los candidatos disponibles, aquellos perfiles que son idóneos para ocupar un puesto de trabajo determinado.

Aunque el concepto es fácil, el problema viene cuando, cada vez más, las empresas se ven desbordadas a la hora de realizar este proceso de selección y no encuentran a los profesionales que necesitan.

Esto se debe a causas como la falta de recursos y herramientas de selección. A no contar con un dpto. de Recursos Humanos, o incluso una sobrecarga de trabajo para este departamento.

– Algunos errores frecuentes en la selección de talento

El reto de encontrar y atraer a los mejores candidatos a nuestra empresa, es cada vez mayor. Además, en muchas ocasiones, solemos cometer algunos errores que hacen aún más difícil el proceso de selección, como:

1. No dar importancia a la fase de preparación.

Es decir, no describir correctamente el puesto, definir qué habilidades ha de poseer el candidato ideal, preparar las pruebas y entrevistas a conciencia, en función de la vacante y la información que queramos obtener…

2. Alargar el proceso excesivamente.

En algunas ocasiones, la falta de tiempo, personal o recursos, hace que la selección dure más tiempo del que debería. Esto puede causar que, mientras espera, el candidato encuentre otra oferta y la acepte, que se enfríe la relación, causarle una mala imagen…

3. Contratar demasiado rápido.

Tan peligroso como dejar pasar mucho tiempo, es tener prisa por contratar y acabar eligiendo a un candidato que no cumplirá con las expectativas del puesto.

4. Pensar que la selección finaliza una vez firmado el contrato.

Este es un grave error. Pues la empresa debe hacerse responsable del proceso de onboarding del nuevo empleado, asegurándose de que conozca y se integre en la empresa de forma gradual, solucionando cualquier posible duda que pueda surgir.

– Consejos para una selección que favorezca la retención de talento

Para evitar que la selección de personal se convierta en un proceso largo y tedioso, además de la necesidad de cuidar nuestro employer branding, podemos tener en cuenta otros consejos como:

retener-talento_seleccion_interim-group

1. Contar con descripciones de puestos adecuadas a cada vacante.

Esto es clave para poder evaluar las competencias de los candidatos cuando les entrevistemos y preparar las preguntas que nos ayuden a extraer el máximo de información útil.

2. Aprovechar los recursos y herramientas que ofrece el Reclutamiento 2.0.

Algo a tener muy en cuenta es la existencia de candidatos pasivos y que podremos atraer a nuestra empresa si contamos con una buena imagen de marca.

Según LinkedIn: 2 de cada 3 técnicos de selección de personal no disponen de las herramientas necesarias para entender el mercado y la base de datos de candidatos de los que están seleccionando personal.

3. Evaluar al candidato realizando una entrevista por competencias.

La entrevista por competencias nos revelará si el entrevistado cuenta, además de con la experiencia y formación requerida, con las competencias transversales necesarias.

Aquellas que harán que se integre en la empresa, se comprometa con su trabajo. Es decir, que a la larga, eviten la fuga profesionales y favorezcan la retención de talento.

4. Contar con un proveedor de RRHH.

Los proveedores tienen experiencia en el proceso de selección y que cuente con las herramientas más avanzadas para afrontar los constantes cambios y tendencias dentro del mercado laboral.

¿Te has quedado con ganas de saber cómo sería trabajar de la mano de un proveedor de RRHH?

En este vídeo, nuestra consultora Cristina, explica en qué consiste nuestro servicio de selección, sus fases y cómo puede ayudarte.

3. Conclusión

En definitiva, un buen proceso de selección es la base de una contratación eficaz, que nos evitará infinidad de problemas a la larga. Problemas como la constante fuga de talento, una alta tasa de rotación, la infelicidad laboral o la baja productividad de los equipos, entre muchos otros.

Si quieres contar con los profesionales que conviertan tu empresa en un referente, cuidar su employer branding y evitar caer en los típicos errores de selección una y otra vez, es fundamental.

Además, es necesario prestar atención a los cambios y necesidades del mercado, estar al día de las últimas tendencias de selección y buscar la estrategia de selección y atracción de talento que más se adapte a nuestra empresa, para que el proceso de selección sea realmente eficaz.

Encuentra el talento que encaja en tu empresa

Atraemos y seleccionamos de manera innovadora a los candidatos más adecuados para ti. Sólo emplearás tiempo en entrevistar a personas que ya cumplan tus expectativas. ¿Hablamos?

Pin It on Pinterest