La jornada laboral de 4 días es un debate que existe desde hace años y, sin embargo, aún no existe un consenso sobre cómo aplicarlo.

En el último año se ha avivado este debate entre gobierno, patronal y sindicatos en un intento por establecer unas bases claras sobre cómo aplicarla. La jornada laboral de 4 días se ha puesto en marcha en algunas empresas españolas a modo de experimento, pero aún no tenemos los datos resultantes sobre su aplicación.

Lo que sí tenemos son datos de la aplicación de la jornada laboral de 4 días en otros países, que nos permiten conocer pros y contras de su implantación. Sigue leyendo este artículo para descubrirlos.

¿Qué es la jornada laboral?

La jornada laboral es el tiempo que estamos trabajando, ni más ni menos. Aunque este incluye los descansos pertinentes establecidos para que ese tiempo sea aprovechado de la mejor manera posible. Puede incluir horas mínimas, tiempos de descanso y horas extra.

De forma más técnica, la jornada laboral representa la cantidad de horas que el trabajador está comprometido a prestar su servicio. Está regulada en el Estatuto de los Trabajadores y cada convenio puede implantar modificaciones según las circunstancias de su sector.

Jornada laboral de 4 días en España

La jornada laboral de 4 días en España no es una realidad como tal. Se ha probado en múltiples empresas con diversos criterios gracias, sobre todo, a la iniciativa del gobierno para dotar a las empresas de una ayuda económica que les permita testear su efectividad.

Por lo que sabemos hay tres alternativas que se pueden implementar:

  • La jornada laboral de 40 horas, trabajadas en 4 días. Esto quiere decir trabajar más horas por día para mantener el mismo salario.
  • La jornada laboral de 32 horas, ajustando el salario a esas horas. Esto, quiere decir que disminuirá la nómina de los empleados.
  • La jornada laboral de 32/35 horas, sin ajuste de salario. Esta jornada sería posible para las empresas que logren trasladar la productividad de las 40 horas, a las 32/35 horas. Es decir, misma productividad, pero en menos tiempo. Lo cual es lo que permite mantener el salario.

Esta última opción tiene una condición clara, que no todas las empresas pueden cumplir. Hará falta contar con un sistema de medición del desempeño y la productividad ágil y certero.

Gracias a este sistema, las empresas podrán trazar un plan de acción para trasladar a productividad semanal a esos 4 días ideales, sin perjuicio de la empresa ni de los empleados.

La jornada laboral de 4 días es un ideal que no sabemos cuándo acabará implantándose. Lo que es seguro es que acabará llegando, como dijo el propio Barack Obama en su conferencia del DES 2022 de Málaga.

Desde la perspectiva del exdirigente estadounidense: “La humanidad tendrá que reimaginar cómo se distribuye el trabajo ante el avance de la robótica y los algoritmos. […] Quizás tengamos que hacer ajustes sociales, como una jornada laboral semanal de 35 horas en vez de 40.”

jornada-laboral-4-días-ventajas_INTERIM-GROUP

¿Por qué las empresas deberían implantar esta jornada?

Los estudios realizados en diferentes países arrojan datos esperanzadores para la implantación de la jornada laboral de 4 días. Aquí recopilamos todos los pros a tener en cuenta para empresas. Pero también para empleados:

Mejor equilibrio entre trabajo y vida personal

Con una jornada labora de 4 días se alcanza un mayor equilibrio entre el tiempo que dedicamos al trabajo y el tiempo que le dedicamos a la vida personal. Esto es, una mejor conciliación que puede tener grande y buenas repercusiones para las personas con familia o con deseo de formar una. Todo ello, además, aumentará el compromiso de los empleados a largo plazo.

Aumento de la productividad

En el test sobre la jornada laboral de 4 días que se realizó en Microsoft Japón en 2019 se descubrió que este tipo de jornada conducía a un aumento del 40% de la productividad. Esto también fue demostrado en otros experimentos llevados a cabo por empresas de Nueva Zelanda y de Islandia.

Descubre otras estrategias para aumentar la productividad de tus equipos en nuestro artículo «Aumentar la productividad: 5 estrategias clave«.

Facilidad para atraer y retener el talento

La jornada laboral de 4 días es un aliciente para que las personas se fijen en nuestra empresa y se acaben decidiendo por trabajar con nosotros. Uno de los problemas más acuciantes de las organizaciones hoy en día en la tasa de rotación de sus equipos.

Según Gallup, las nuevas generaciones valoran cada vez más el equilibrio entre la vida laboral y el trabajo. Además, esta es una de las razones clave que les hace decantarse por uno u otro trabajo.

Menores costes

Las evidencias nos dicen que las empresas pueden reducir hasta en un 23% el coste de la electricidad si implementan la jornada laboral de 4 días. También se ven reducidos otros costes como el del material de trabajo, calefacción, café y comida aportada por la organización…

Pero no solo este tipo de costes son los que se ven reducidos. También los derivados de la alta rotación o de los procesos de selección para sustituir a personas que se han ido a una empresa que sí les ofrece la jornada laboral de 4 días.

Empleados felices

La felicidad y el bienestar en el trabajo se ven incrementadas gracias a la jornada laboral de 4 días. Los estudios nos dicen que se reduce la percepción del estrés y del burnout para aumentar la percepción de la salud y del equilibrio.

Contras de la jornada laboral de 4 días

Sin embargo, no todos los datos son favorables para este tipo de jornada laboral. Aquí recopilamos los tres argumentos en contra:

Satisfacción del cliente

Cuando la disponibilidad de las empresas disminuye, también lo hace la satisfacción del cliente. Reducir la jornada laboral podría tener implicaciones negativas para los servicios que se diferencien por su disponibilidad total al cliente.

Mal planteamiento

Si la jornada laboral no se plantea correctamente, puede llevar a empleados descontentos o a un descenso de la productividad. Será clave contar con la voz de nuestros equipos a la hora de implantar una jornada laboral de 4 días, pues ellos son únicos conocedores de todos los detalles de su trabajo.

Más horas / estrés

Si aplicamos una jornada laboral de 4 días pero no tenemos un buen plan de recursos humanos para trasladar correctamente la productividad de los equipos a la nueva realidad generaremos más estrés.

Al contar con una jornada diaria más larga, deberemos gestionar correctamente los descansos y las tareas. Solo de esta manera lograremos mitigar este posible efecto negativo.

Conclusión

La jornada labora de 4 días es el futuro del trabajo. Hay múltiples maneras de implantarla y aún no sabemos qué modalidad acabará predominando en España.

Lo que es seguro es que tanto la empresa, con la aplicación de un nuevo modelo productivo; como los empleados, a través de su conocimiento experto de sus tareas, son dos factores fundamentales para decidir cómo se implantará este tipo de jornada.

Por último, dos datos de lo que sí estamos seguros, contar con una jornada laboral de 4 días mejora la capacidad de retener y atraer talento a la empresa. También aumenta la productividad y el bienestar laboral de los equipos.

¿Necesitas ayuda para atraer y desarrollar el talento en tu empresa?

Desde los servicios de Consultoría de RRHH  y Formación de INTERIM GROUP podemos ayudarte a llevar a tus equipos al siguiente nivel. Pide una cita con nosotros, estaremos encantados de atenderte:

Pin It on Pinterest