¿Existe el currículum vítae perfecto? ¿Qué partes debe incluir este documento obligatoriamente? ¿Cómo puedo conseguir que los reclutadores valoren mi CV y no lo descarten? Cada perfil profesional y cada puesto de trabajo son únicos, y presentan unas necesidades concretas y específicas. Por este motivo, las posibilidades a la hora de crear nuestro currículum son muy numerosas.

En INTERIM GROUP somos expertos en el proceso de reclutamiento y selección de candidatos y queremos ayudarte a dar con el CV que más se adapte a tu perfil profesional. A continuación, te contamos las diferentes opciones y las claves para convertir tu currículum en una herramienta infalible a la hora de buscar empleo.

Tipos de Currículum Vítae

Debemos entender el CV como una herramienta de marketing personal, que nos ayudará a abrir las puertas necesarias para conseguir el puesto de trabajo que deseamos. Por tanto, en función de las cualidades, tanto profesionales como personales, que tengamos y queramos transmitir en nuestro currículum vítae, deberemos elegir un tipo de documento u otro.

1. Cronológico

En este tipo de currículum, los datos se muestran de forma gradual, empezando por la información más antigua, hasta la más reciente. La ventaja de este CV es que el reclutador puede hacerse una idea rápidamente de la trayectoria profesional del candidato y su evolución en el mundo laboral.

Está recomendado para aquellos profesionales que cuentan con una trayectoria muy extensa, ya sea a nivel académico o laboral. Es una forma sencilla de poder plasmar todos los pasos dados a lo largo de su carrera. Sin embargo, si se trata de un perfil que no tiene demasiada experiencia o formación, o con periodos largos de inactividad laboral, no sería recomendable utilizar un currículum cronológico.

2. Cronológico inverso

En este documento, los datos se plasman de manera que lo primero que lea el reclutador sea la información más reciente y, por último, los datos más antiguos. Está ordenado por fechas, pero retrocediendo hacia el pasado. Se trata de un formato bastante común, ya que es probable que la información que más interese a las empresas sea la más actual.

Además, un currículum cronológico inverso sirve para destacar la experiencia profesional del candidato. Los reclutadores podrán saber cuáles son las competencias y habilidades con las que cuenta actualmente. Y, también, las funciones que ha desempeñado en otros puestos de trabajo recientemente.

3. Funcional

También conocido como currículum temático. En este caso, la información se distribuye por temas. No es necesario seguir un orden temporal en este tipo de currículums, cosa que hace que el candidato pueda seleccionar y destacar los datos que resulten más interesantes o que puedan diferenciarle.

El CV funcional se recomienda para aquellos candidatos que cuenten que una amplia experiencia profesional o cuando gran parte de su experiencia y formación no se adecúa al 100% con el perfil buscado por la empresa. En este caso, puede aprovecharse este tipo de currículum para centrarse en destacar las habilidades del candidato que más convengan para un determinado puesto de trabajo.

4. CV por competencias

Este tipo de currículum se centra en dar importancia a las soft skills y competencias con las que cuenta el candidato a raíz de las tareas que ha desempeñado en el pasado. Deberemos cambiar el nombre del apartado “Experiencia” por el de “Competencias”. La información que aquí se reflejará, será la misma, pero desde el punto de vista de lo aprendido durante ese tiempo de experiencia.

No se trata de un documento muy común, por lo que, si está bien redactado, su uso puede jugar a tu favor. Siempre hay que buscar la manera de no pasar desapercibido. Recuerda que los reclutadores leen cientos de currículums y, posiblemente, la mayoría de ellos con un diseño y estructura similares.

5. Mixto

En este caso, el documento es el resultado de combinar varios tipos de currículum. Es decir, presenta la estructura del CV funcional, por temas, pero la información se encuentra ordenada por fechas dentro de cada apartado. Deberemos elegir si ordenamos estos datos de manera cronológica o cronológica inversa.

Junto con el cronológico inverso, esta es la modalidad de currículum vítae más utilizada actualmente. La principal ventaja de un CV mixto es que permite destacar los temas que el candidato crea más relevantes para cada oferta de trabajo y, además, el reclutador puede detectar de manera inmediata cualquier información, sin necesidad de leer el documento completo.

Características de currículum perfecto

Sea cual sea el formato o tipología de currículum vítae que elijamos, existen una serie de propiedades imprescindibles que cualquiera de ellos debe reunir. Las características que conseguirán hacer de tu currículum una herramienta infalible para encontrar empleo son:

Resulta fácil de leer

Cuida la redacción del documento, procurando que sea fácilmente comprensible y que no contenga demasiadas florituras. Simplifica al máximo posible el trabajo y tiempo de lectura que haya de invertir el reclutador. Por supuesto, una vez redactado, revisa varias veces lo que has escrito, para evitar cualquier posible errata o falta de ortografía. La mala ortografía es uno de los errores más imperdonables en este contexto, según Business Insider.

Incluye datos de contacto

Aunque resulte difícil de creer, en algunas ocasiones, no aparecen los datos de contacto del candidato en su currículum. Si esto ocurre, el reclutador no podrá ponerse en contacto con él, por muy interesante que le resulte su perfil. Asegúrate de que la forma de contactar contigo se encuentre visible en el documento, preferiblemente al inicio del mismo.

Se adapta a cada puesto o vacante

Refleja y destaca la información relevante relacionada con los requisitos del puesto de trabajo al que se postula. Un currículum debe adaptarse a las necesidades de cada oferta de empleo. Tener un CV genérico y estándar, y pretender utilizarlo para todas las ofertas a las que nos presentemos, es un error.

Es visualmente atractivo

Para llamar la atención del reclutador y destacar frente al resto de currículums de candidatos, el documento ha de ser lo más original y creativo posible. Para ello, es importante prestar atención al diseño, el formato, los colores, la fotografía… Un CV igual que todos los demás, tiene más posibilidades de pasar desapercibido.

Presenta una estructura coherente

La información debe organizarse de manera estructurada y coherente, independientemente del tipo de cronología que hayamos elegido. Evita que los datos escritos en el documento se mezclen, confundan o no se entiendan bien. Si la persona que lee el documento se siente confusa, es probable que lo descarte.

Es breve y conciso

No caigas en la tentación de añadir información de relleno. Es mejor tener poca información relevante que mucha, pero insignificante. Además, debes intentar destacar los datos que puedan resultar más útiles e interesantes para quien lea el currículum. Una buena forma de hacerlo es resaltar palabras en negrita, siempre y cuando no se abuse de su uso.

Muestra un tono profesional

El tono y registro del texto debe ser, por supuesto, lo más formal y profesional posible. Evita usar frases hechas, coloquialismos o cualquier expresión que pueda denotar informalidad o falta de respeto. Este gravísimo error podrá ser motivo suficiente para descartar directamente una candidatura.

Incluye carta de presentación

Apostar por una carta de presentación adjunta es siempre una buena opción. Es donde puedes hablar más de ti mismo, de tus motivaciones, de tus fortalezas y de tu perfil profesional, según Infojobs. Sin duda, una herramienta muy útil para “vendernos” como candidatos, facilitando al reclutador una presentación a modo de resumen de los aspectos más importantes de nuestro CV.

Cv-infalible-imagen_INTERIM_GROUP

Conclusión

Como hemos visto, las posibilidades a la hora de redactar un currículum vítae son muy diversas. Desde la forma, diseño o estructura hasta el tipo de información que vamos a plasmar en él. A la hora de elegir y crear nuestro CV, hemos de tener en cuenta una serie de aspectos fundamentales que nos darán las claves para elegir el tipo de documento que mejor se adapte a nuestro perfil profesional.

El currículum cronológico o cronológico inverso, el funcional, el CV por competencias o el mixto, son algunas de las opciones con las que nos encontramos. Una vez elegida la manera en la que transmitiremos la información, no podemos olvidarnos de las características que ha de reunir cualquier currículum para destacar frente al resto y despertar el interés de los reclutadores. Hablamos de aspectos como una fácil lectura, la brevedad, la originalidad, la personalización según el puesto o empresa, el atractivo visual o incluir una carta de presentación.

¿Estás buscando empleo?

En INTERIM GROUP te ayudamos a encontrar la oportunidad laboral que impulse tu carrera. Descubre todas nuestras ofertas de empleo, en múltiples localizaciones y sectores e inscríbete en la que más se adapte a tu perfil.

Pin It on Pinterest

Share This