A la hora seleccionar personal para una empresa, existen diferentes fuentes de reclutamiento, entre ellas la de contratar por ETT personal temporal. Una fuente externa que no siempre puede ser utilizada, pues será necesario cumplir una serie de requisitos que nombraremos y desarrollaremos a lo largo de este artículo. Y, ¿qué ocurriría si una empresa no cumple estos requisitos?, también te lo contamos.

La función de las ETT es básicamente la de ceder personal especializado a otras compañías, que requieren un refuerzo en su plantilla, debido a un alto pico de producción o demanda. La relación entre la ETT y la empresa usuaria, es un acuerdo mercantil, por ello aquellas empresas que decidan contratar por ETT, deberán realizar un contrato de puesta a disposición para formalizarlo. Continúa leyendo para conocer todos los detalles.

Las ETT y los contratos de puesta a disposición

Para que una empresa pueda contratar personal por ETT, será necesario celebrar un contrato de puesta a disposición, el cual viene definido en el art. 6 de la Ley 14/1994 de 1 de junio, donde está regulada la actividad de las Empresas de Trabajo Temporal.

Se trata de un acuerdo mercantil entre una empresa usuaria y la Empresa de Trabajo temporal, donde se formaliza la cesión temporal de un trabajador, para prestar servicios a la empresa usuaria. El trabajador contará con las mismas condiciones que contaría si estuviese contratado en la plantilla directamente por la empresa usuaria, pero responderá siempre ante la Empresa de Trabajo Temporal. Conoce todos los detalles sobre las ETT y como funcionan en nuestro artículo: Cómo funciona una ETT: La experiencia de INTERIM AIRE

En dicho contrato, serán identificadas las dos empresas participantes, el tipo de contrato que se va a realizar al trabajador, en qué consiste el puesto a desarrollar, sus riesgos, lugar de trabajo y horario. Además de incluir el salario que percibirá el trabajador.

Duración de este tipo de contrataciones

  • Un máximo de seis meses, dentro de los últimos doce meses, cuando el contrato se celebre para atender las exigencias circunstanciales del mercado, acumulación de tareas o exceso de pedidos. Como norma general, el período máximo será de 6 meses a no ser que se establezca lo contrario por convenio colectivo sectorial, el cuál podrá modificar la duración máxima del contrato hasta dieciocho meses (no pudiendo superar la duración del contrato las tres cuartas partes del período de referencia establecido).
  • Un máximo de dos o tres años con un contrato en prácticas o para la formación y el aprendizaje.
  • En los demás supuestos, su duración coincidirá con el tiempo durante el cual subsista la causa que motivó el contrato.

En los últimos años han aumentado de manera exponencial la utilización de este tipo de contratos, como se puede observar en la siguiente gráfica. Los datos son aportados por la EPA (Encuesta de Población Activa) en el Informe trimestral de mercado de trabajo del INE.

contratar por ett_INTERIM-GROUP

Conoce más sobre los tipos de contratos que se pueden realizar a través de una ETT en nuestro artículo del blog Cómo contratar personal: tipos de contratos y fuentes de reclutamiento.

Requisitos para contratar personal con una ETT

Tras la  regulación de las Empresas de Trabajo Temporal en 1994, se definieron una serie de requisitos que deben cumplir las empresas para poder contratar personal por ETT. Ya que, no en todos los casos se puede recurrir a ellas, debiendo respetar cuatro supuestos en los que la ley lo autoriza. Entonces, ¿cuándo se puede celebrar el contrato de puesta a disposición? El Ministerio de Trabajo y economía social, establecen las siguientes situaciones:

1. Realización de una obra o servicio

Para la realización de una obra o servicio determinado cuya ejecución, aunque limitada en el tiempo, es, en principio, de duración incierta. El objetivo de esta contratación es incorporar un trabajador para realizar alguna obra o servicio específicos dentro de la empresa, funcionando de manera autónoma.

Por lo que, un contrato de obra y servicio, no podrá utilizarse para contratar personal destinado a realizar las mismas tareas que otros empleados con contrato indefinido. Suele ser muy utilizado en sectores como limpieza, marketing o construcción.

2. Por circunstancias de la  producción

Una empresa podrá contratar personal por ETT en el caso de que las exigencias circunstanciales del mercado lo requieran, y por tanto, haya una acumulación de tareas o exceso de pedidos, aun tratándose de la actividad normal de la empresa. En esta situación se acude a los contratos eventuales, con una duración estándar máxima de 6 meses (a no ser que se establezca un plazo diferente por convenio).

Según el artículo 15 de la ley 14/1994 de 1 de junio, cada convenio sectorial podrá fijar un límite de duración para este tipo de contrato. Si el convenio colectivo no dice nada al respecto, la duración máxima será la definida por ley, de 6 meses en un periodo de 12. Por lo que, cada sector tiene su propia duración máxima. Si no especifica nada no es que no exista límite, sino que éste es de 6 meses en los últimos 12.

La negociación colectiva también puede limitar, en cada sector, qué tareas pueden desarrollarse por los trabajadores eventuales, o qué proporción de eventuales puede haber en relación a los trabajadores fijos en la empresa.

3. Sustitución de trabajadores de la empresa con derecho a reserva de puesto de trabajo.

Sustitución de trabajadores de la empresa usuaria con derecho a reserva del puesto de trabajo o contrato de interinidad: trabajadores en incapacidad temporal, descanso por maternidad, excedencias…

En este caso, la duración del contrato será la que exija la causa de sustitución del trabajador. Se extinguirá en el momento en que el trabajador sustituido se reincorpore a la empresa, o en el momento en que se extinga la relación laboral entre la empresa y el sustituido.

También podrá realizarse un contrato eventual si la empresa usuaria necesita cubrir de manera temporal un puesto de trabajo permanente mientras dure el proceso de selección o promoción de personal para encontrar a la persona que ocupe el puesto definitivamente. 

4. Si algún trabajador se acoge a la jubilación parcial

En el caso de que un trabajador se jubile de manera parcial y, su jornada se vea reducida, la empresa usuaria podrá contratar personal por ett para cubrir la jornada no trabajada. Se trata de un contrato relevo.

contratar por ett_INTERIM-GROUP

Signos de que tu empresa necesita contratar una ETT

1. Tienes dificultades para encontrar candidatos cualificados para puestos temporales

La gestión de múltiples y diversas fuentes de reclutamiento es un trabajo complejo que requiere de orden y centralización. Muchas veces las empresas no pueden acceder a todas las alternativas que hay en el mercado y es difícil saber cuál es la que más les va a encajar. Además, suelen acabar siempre colaborando con las fuentes más conocidas, recibiendo las mismas candidaturas de los mismos candidatos una y otra vez, y que puede que ya hayan sido descartados.

Las ETTs cuentan con una amplia gama de fuentes de reclutamiento, bases de datos ya cualificadas y contactos directos con candidatos disponibles para acceder a un nuevo trabajo casi de manera inmediata. Esto puede ser de gran ayuda si necesitas diversificar tus fuentes de atracción de candidaturas, y agilizar la contratación. 

2. Necesitas contratar muy rápido un gran volumen de trabajadores

A veces las empresas se encuentran con cargas de trabajo imprevistas o ven incrementado su rendimiento en épocas muy concretas del año. Aunque pueda ocurrir que este aumento de la producción temporal pueda preverse, en muchas ocasiones esto no está claro. Así, las empresas se encuentran en momentos inesperados con alta necesidad de contratación de personal y con un departamento de RRHH que no puede hacer frente esa imperiosa necesidad. Una ETT es el partner perfecto de recursos humanos que puede ayudar a este tipo de empresas.

3. Necesitas apoyo en la gestión de la contratación

Las ETTs tienen amplia experiencia en la gestión ágil de contratos, altas en seguridad social, formación en prevención de riesgos laborales, onboarding etc. Pero también, en ocuparse de cierres de contratos, bajas laborales o gestión de accidentes de trabajo y despidos. Contar con los servicios de una Empresa de Trabajo Temporal te dará la oportunidad de contar con un asesor laboral como colaborador, que no solo se encargará de esos trámites sin cargar a tu departamento de rrhh de más trabajo, sino que te puede aconsejar sobre dichos trámites y tipos de contratación.

4. Quieres ahorrar costes de contratos temporales

A priori puede parecer que el coste económico de contratar una ETT es mayor que el coste de contratar nosotros mismos el personal que necesitamos. Sin embargo, si nos fijamos en el coste real de tiempo de tramitación de documentación, reclutamiento, entrevistas, costes de finalización de contratos, despidos o bajas… veremos que, contratar una Empresa de Trabajo Temporal, al fin y al cabo, nos ahorrará costes y convertirá algunos de nuestros costes fijos, en variables. Lo que puede sernos muy conveniente.

Conclusión

Durante muchos años las ETT han tenido mala fama, ya que hasta que no se realizó su legalización en 1994, las empresas no debían cumplir ningún tipo de requisito para realizar contratos de puesta a disposición. Tampoco estaban definidos unos estándares de contratación, salarios, duración máxima, etc. Es a partir de su regularización, cuando la imagen de estas empresas empezó a cambiar y a lograr una imagen positiva en el mercado, jugando en la actualidad un papel esencial en el mercado laboral.

contratar por ett_INTERIM-GROUP

La causa de contratar por ett más habitual es debido a circunstancias de la producción. Es decir, por altos picos de demanda en el mercado, y por tanto necesidad de reforzar la plantilla (temporalidad en el sector agroalimentario, verano en el sector de hostelería, navidades en la industria manufacturera, etc.).

Por tanto, escoger contratar personal a través de una ETT es la opción perfecta para una empresa que requiera de personal extra especializado a través de una contratación ágil y rápida. Es por ello, que los sectores que más utilizan esta fuente de reclutamiento (art.3) son la Industria Manufacturera, Agricultura y ganadería, hostelería, transporte, y comercio.

¿Quieres contratar personal a través de una ETT?

En INTERIM AIRE ETT, trabajamos desde hace más de 20 años en Trabajo Temporal. ¿Te ayudamos a completar tu plantilla?

¿Aún tienes dudas sobre Trabajo Temporal? visita nuestra página:

Trabajo Temporal, Todo lo que necesitas saber