Parte del desarrollo profesional de un trabajador depende de la formación que la empresa le proporcione. Dicho desarrollo se convertirá en un aumento de la productividad, y como resultado en crecimiento empresarial.

Es crucial que los profesionales de RRHH se centren en buscar continuamente opciones de formación en la empresa: formación técnica para adaptarse a nuevos conocimientos del mercado; y formación en habilidades cognitivas, las que harán que el capital humano destaque frente a la automatización.

Según datos de Randstad, “la inversión en formación en las empresas experimenta un crecimiento desde 2008 con un ritmo de casi el 50% anual, y sólo un 5% de las empresas de más de 100 trabajadores no prevé ningún tipo de plan formativo para sus empleados”. Más detalles en el artículo de RRHH Digital

Formación en la empresa

En este artículo nos introduciremos en la modalidad de formación para empresas: por qué es esencial, tipos y áreas más demandadas, y el futuro de la formación empresarial. Continúa leyendo.

La importancia de la formación, por qué incluirla

Lo que realmente hace crecer una empresa son sus empleados y el talento que éstos poseen, pero esto puede quedar desfasado en el tiempo. Las organizaciones deben invertir en formación empresarial continua para que esto no ocurra.

La formación en la empresa siempre debe ser contemplada como una inversión (y no como un gasto) para apoyar al crecimiento empresarial, siendo la plantilla de trabajo la propia ventaja competitiva de la empresa.

Según el Instituto Nacional de Estadística, “la inversión en formación continua produce un aumento del 7,5% en la productividad de las empresas. Más detalles en el artículo de RRHH Digital”. Más detalles en el artículo de RRHH Digital

La formación es importante tanto para la empresa como para el trabajador, ambos obtienen beneficio. Si quieres conocer todas las ventajas de incluir formación en la empresa consulta nuestro artículo 6 ventajas de la formación para empresas en el ámbito de los RRHH.

Formación en la empresa

Ahora y, más que nunca, la formación para trabajadores es esencial. Nos encontramos en un momento de continuo cambio social, tecnológico y económico que requiere de innovación, por tanto de necesidad de formación de los trabajadores.

“Innovar es convertir el conocimiento en riqueza, y el conocimiento se aporta y se transmite mediante la formación. El conocimiento de los  empleados es el mayor capital de la empresa y está en cambio continuo”. Más de talles en el artículo de Red Autónomos

A pesar de esto, las empresas españolas se quedan a la cola. Según el último Informe anual Formación en las Empresas 2018 elaborado por la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE):

“Tan solo el 21,22% de las empresas que potencialmente habrían podido acceder a formación bonificable han puesto en marcha planes de formación entre sus trabajadores”.

La siguiente cuestión es, ¿puede conseguir la formación que un equipo esté más motivado y trabaje mejor? La respuesta es que sí, la formación de equipos puede ser la solución para resolver conflictos laborales.

Tipos de Formación en la empresa, ¿por cuál optar?

En función de lo que se quiera conseguir con la formación empresarial, existen diferentes opciones por las que optar:

Formación en la empresa

1. Según lugar

> Formación Interna

Cursos impartidos en las instalaciones de la empresa. Los temas suelen ser más precisos y directamente aplicables a la actividad laboral.

Dentro de esta modalidad, puede optarse por la formación colaborativa. Los propios trabajadores son los que imparten conocimientos básicos a sus compañeros, con el objetivo de que todos conozcan lo que hace cada área de la organización.

> Formación Externa

Formación impartida fuera de las instalaciones de la empresa. Suelen ser temas más genéricos, o de interés particular para el trabajador.

Una vez decidido el lugar donde se impartirá la formación, hay que tener en cuenta si se realizará dentro o fuera del horario laboral según ciertos criterios, más detalles en nuestro artículo “plan de formación de empresa: cómo y por qué implantarlo”.

2. Según demanda

> Formación cerrada

Bajo la propia demanda de la empresa, cursos cerrados a sus empleados. El contenido de la lección será más específico y personalizado para el demandante de la formación.

> Formación en abierto

Supone un menor coste que la formación cerrada, ya que pueden asistir miembros de diferentes empresas. Otro punto positivo es la oportunidad de networking.

3. Según modelo de gestión 

> Formación Bonificada o Programada

Los cursos para trabajadores pueden ser impartidos por centros de formación privados o públicos, gestionados por FUNDAE. La principal ventaja de este tipo de formación es que, como su nombre indica, es bonificada (total o parcialmente).

Todas las empresas, independientemente de su tamaño pueden optar a este tipo de formación, según el número de trabajadores contarán con un mayor o menor crédito anual para invertir en formación de su plantilla.

Toda organización paga una cuantía anual a la Tesorería General de la Seguridad Social en materia de formación, la cual será recuperada si ésta ofrece formación bonificada a sus empleados. Si no sabes como acceder a formación bonificable, consulta nuestro artículo del blog “Formación Bonificada para empresas”.

> Formación Subvencionada

A diferencia de la formación bonificada, se trata de una formación totalmente subvencionada por el Estado, no de una manera de recuperar el gasto invertido en la TGSS.

Pueden optar a esta formación empleados en activo, desempleados o jubilados que cumplan unos requisitos mínimos.

4. Según modalidad 

> Online

Formación a la que los empleados podrán acceder dónde y cuándo quieran a través de la red. Consulta todos los detalles de esta modalidad en nuestro artículo sobre “e-learning para empresas”.

> Presencial

Formación tradicional en la que los cursos para trabajadores son impartidos por un profesor en un lugar físico.

> Blended learning

Es un híbrido entre la formación online y la presencial, combina contenidos a distancia con clases presenciales sobre aquellos aspectos que necesiten un mayor refuerzo.

5. Según conocimientos impartidos

> Formación en habilidades o Soft Skills (habilidades blandas)

Se trata de una formación más complicada de impartir, ya que son habilidades relacionadas con aptitudes y actitudes. Este tipo de formación es la gran asignatura pendiente de las empresas españolas.

Según las conclusiones de “The Real Future of Work”(informe de Gallup), “El 67% de los trabajadores españoles afirma que necesita formación para mejorar sus habilidades” Más detalles en el artículo de ORH.

> Formación en conocimientos técnicos o Hard Skills (habilidades duras)

Formación basada en conocimientos técnicos, relacionados con la materia concreta del puesto a desempeñar.

Según el estudio sobre realidad de las empresas españolas sobre competencias y Transformación Digital de B-Talent, “frente al 82% de las formaciones dirigidas a la adquisición de conocimientos técnicos, solo el 49% de las empresas forman en soft skills. Más detalles en el artículo de Prevención Digital.

Áreas más demandadas

Ahora que ya conoces todas las opciones formativas a las que puede optar tu empresa, ¿en qué áreas puedes impartir formación? A nivel general, estas son las 4 áreas más demandadas.

Formación en la empresa

Formación en la empresa: Tendencias

La gran tendencia en formación para este 2020 es centrarse en las personas y en su desempeño con el equipo, poniendo el foco en las soft skills o habilidades blandas. El objetivo será crear equipos más motivados y productivos, garantizando la retención del talento en las empresas.

El desafío de los líderes empresariales de hoy en día es aplicar las nuevas tecnologías y metodologías de aprendizaje, lejos de la “formación tradicional” aburrida en un aula. Para ello será necesaria la figura del líder integrador, aquel que busca el aprendizaje y conocimiento de su equipo de trabajo para mantenerlos despiertos y motivados.

“Las organizaciones no se transforman, son las personas las que lo hacen a través de sus capacidades”. Antonio Parra, Director General de Personas, Medios y Tecnología de Bankia

Las líneas que seguirá la formación en la empresa este 2020 serán:

  • Inteligencia Colaborativa: El mercado actual exige que las empresas formen a sus equipos en inteligencia colaborativa, esencial para gestionar los recursos internos de la empresa y adaptarse a cualquier situación cambiante. Con este tipo de inteligencia, se busca que cada miembro de un equipo actúe de manera independiente participando en un grupo de trabajo y solucionar un problema común.
  • E-learning y formación en tecnología: La innovación tecnológica avanza a pasos agigantados, cambiando radicalmente las metodologías de aprendizaje. Gracias a la tecnología, son muchas las barreras que se derriban respecto a la formación tradicional, facilitando infinitud de herramientas y opciones formativas. Este movimiento tecnológico conlleva además a un aumento de la demanda en áreas tecnológicas.

Los datos del INE aseguran que solo el 20% de las empresas españolas invierten en formación digital hacia sus trabajadores.

  • Big data: Debido a la globalización del mercado, la gestión masiva de base de datos es crucial para el desempeño de cualquier organización. La formación en este tipo de conocimientos será necesaria para los departamentos de RRHH a la hora de gestionar candidatos.
  • Organizaciones ágiles: El Agile Management o Dirección de Proyectos ágiles mejorarán de manera exponencial el rendimiento de los equipos. El trabajador será más eficaz y productivo, por tanto más feliz y leal a la empresa.
  • Experiencias de equipo: La metodología más empleada es el teambuilding, la cual se ha quedado atrás. Enfocadas a trabajar las competencias y valores de los miembros de cada equipo, y alinear a los equipos con los objetivos de la empresa. Han surgido nuevas experiencias más sofisticadas y con mayor traslado formativo.

Ejemplos de dinámicas de equipo:

Coaching de equipos, actividades deportivas, actividades de realidad virtual, empleo de geolocalización, mindfulness, gamificación, etc.

  • Resolución de conflictos laborales a través de formación: Resolver conflictos laborales, prevenirlos y detectarlos es posible  con la formación. Como te comentamos en nuestro artículo Cómo resolver conflictos laborales: la formación como solución, es importante que las organizaciones tomen conciencia de que resolver conflictos en el entorno laboral es clave para mantener la productividad.

Según el último informe de Employer Branding de Randstad: un 47% de los candidatos españoles prefiere buscar trabajo en empresas que destaquen por ofrecer un ambiente de trabajo agradable; y un 41% considera que tener un buen clima laboral es una buena razón para permanecer en una empresa.

  • Formación en habilidades: Debido a la innovación tecnológica y la digitalización, es cada vez más complicado frenar la sustitución del equipo humano por la automatización de procesos. Lo que hará posible que el valor humano destaque serán las habilidades blandas o soft skills.
  • Personalización en los planes formativos: Las empresas necesitan formación adaptada a sus necesidades y requerimientos.

Conclusión

¿No tienes claro si la formación es lo que tu empresa necesita? te recomendamos visitar nuestra página del blog sobre formación en la empresa.

Una empresa que cuente con un plan formativo adecuado tendrá garantizado su crecimiento. No solo permitirá contar con un capital humano formado y preparado ante cualquier cambio del mercado, si no que favorecerá la retención de talento y potenciará su imagen de marca ante el exterior.

Como hemos visto a lo largo del artículo, la formación de hoy en día queda muy lejos de la formación tradicional, dando el gran salto hacia la formación en habilidades: clave para la resolución de conflictos, desarrollo personal y profesional de los equipos y la empresa, aumento de la productividad, etc, lo que se traducirá en rentabilidad para la empresa.

Concluyendo, para que la formación en la empresa tenga un impacto positivo e inmediato, conviene elaborar un plan de formación. Se deberá tener en consideración:

Formación en la empresa

¿Quieres saber más sobre opciones formativas para tu empresa?

INTERIM GROUP cuenta con un departamento experto en formación de empresa encargado de construir planes y acciones formativas a medida. Si has detectado necesidades formativas en tu organización o no sabes qué es lo que realmente necesitas, pide una consulta gratuita con nosotros y te orientaremos.