Al igual que ha ocurrido en muchos otros ámbitos, el mercado laboral se ha visto involucrado en la transformación tecnológica y digital propias de la actualidad. Los departamentos de Recursos Humanos ya se han sumado al cambio y aplican técnicas digitales para agilizar y optimizar sus procesos de selección de personal, a través de Internet y las Redes Sociales

Por lo que respecta a los candidatos, la tradicional práctica de llevar currículums a las empresas en mano y en papel, ha pasado a la historia. En este contexto, las Redes Sociales juegan un papel muy importante, pues los reclutadores pueden obtener mucha información en ellas sobre posibles candidatos. Aparecen nuevas vías y plataformas para la búsqueda de empleo y se transforma la manera de entender este proceso y los pasos a seguir.

1. Importancia de las Redes Sociales en la búsqueda de empleo

Las Redes Sociales son una fuente de información con mucho potencial para los departamentos de Recursos Humanos que buscan profesionales que incorporar a los equipos de sus empresas. Si nos encontramos buscando empleo, no debemos descuidar nuestras RRSS, ya que pueden ser las responsables de que consigamos un puesto de trabajo o rechacen nuestra candidatura.

Las redes sociales ocupan el cuarto lugar como herramienta utilizada para la búsqueda de empleo activa, y sus usuarios las utilizan de forma habitual u ocasional en un 78% de los casos. De esta manera se confirma el uso de las Redes Sociales como canal de intermediación laboral de uso complementario a algún otro. – INJUVE

Existen redes profesionales, como LinkedIn, en las que podemos hacer públicos nuestro currículum, experiencia profesional, formación académica, intereses… Este tipo de redes están enfocadas a la búsqueda de empleo y al reclutamiento. Tanto reclutadores como profesionales pueden establecer relaciones y crear contactos que les ayuden en su carrera y desarrollo profesional.

Sin embargo, a día de hoy, gracias al Reclutamiento 2.0, cualquier red social puede ser utilizada con este fin. Facebook, Instagram, Twitter… En todas estas redes compartimos información de manera constante, nos relacionamos con otras personas y empresas, mostramos al mundo nuestros intereses, hobbies e inquietudes, etc.

Todos estos datos pueden ser recopilados y utilizados por los reclutadores para detectar perfiles que puedan ser interesantes para ellos, que reúnan las softskills que están buscando. Por tanto, es fundamental que, si nos encontramos en un período de búsqueda de trabajo, seamos responsables y cuidadosos con nuestras redes, ya que estas son nuestra carta de presentación en Internet. O, dicho de otro modo, nuestro “currículum social”. Asegúrate de que los reclutadores no puedan encontrar en tus perfiles fotografías o comentarios comprometidos, polémicos o que puedan causar mala impresión.

¿Conoces las redes sociales y plataformas en las que se puede buscar empleo?

1.- Portales de empleo. Son aplicaciones y páginas web específicas para la búsqueda de empleo, en las que las empresas pueden publicar sus vacantes. Un ejemplo de este tipo de portales es Infojobs.

2.- Redes sociales/profesionales: Fundamentales en el Reclutamiento 2.0. Son, por ejemplo, LinkedIn o Facebook. Según Infojobs, el 50% de las empresas españolas afirma consultar las redes sociales de los candidatos antes de tomar la decisión de contratarlos.

3.- Foros. Estos espacios pueden convertirse en una valiosa fuente de información sobre posibles candidatos especializados en determinada área o sector.

4.- Páginas web corporativas. Algunas empresas dedican una sección de su web a ofertar vacantes de empleo para cubrir sus necesidades. Aquí, el candidato puede consultar toda la información referente a la empresa y decidir si inscribirse o no.

¿Estás buscando empleo?

En la web de INTERIM GROUP puedes encontrar numerosas ofertas de empleo, en múltiples sectores y localizaciones, que se renuevan cada semana. Descúbrelas.

2. Cómo utilizar tus Redes Sociales para encontrar empleo

1. Cuenta que buscas trabajo

Tanto en tus Redes Sociales, como profesionales, haz saber a todos tus contactos que estás buscando empleo. Comparte tus objetivos profesionales e intereses. De este modo, facilitarás el trabajo de búsqueda a los reclutadores, que podrán encontrarte, conocerte e, incluso, ser ellos quienes contacten contigo.

2. Revisa tu huella digital

Es muy importante que cuides la privacidad de tus redes. Recuerda que no debes mezclar tu vida profesional con la personal si pretendes que los reclutadores se fijen en tu perfil. Por supuesto, has de tener mucho cuidado con aquello que publicas o compartes. Evita el contenido que pueda ponerte en un compromiso o dejarte en evidencia públicamente.

3. Construye tu propia marca personal

Intenta reflejar tu esencia y el valor añadido que podrías aportar a un equipo o empresa en cada post o contenido que compartas en las Redes Sociales. Tu perfil es tu marca. Por tanto, elige bien la imagen, las palabras, ideas e información que deseas transmitir en él.

4. Genera contenido propio y original

Es importante mostrarse activo e interactuar con otros profesionales y, en su justa medida, también con las empresas en las que estés interesado. Cuanto más original y útil sea aquello que compartes, más impacto causará y más llamará la atención. Intenta ser creativo y generar contenido propio, que hable de ti, que cuente quién eres y de lo que eres capaz.

5. Crea una red de contactos

Es aconsejable que los contactos en tus redes vayan más allá de las personas y empresas conocidas. Dedicar tiempo a la búsqueda de contactos interesantes y que de verdad puedan resultarnos de utilidad, es una de las mejores prácticas a la hora de buscar empleo.

6. Hazte ver

No tengas miedo de que otros te vean. ¡De eso se trata! Comparte, comenta, recomienda… interactúa con otros profesionales y empresas. Cuando decidas crear un perfil en una red social, no lo abandones, preocúpate por él. Mantenlo siempre actualizado y esfuérzate en posicionarte como un profesional experto en tu sector o materia.

 

redes-sociales-empleo-1_INTERIM_GROUP

3. Errores frecuentes al utilizar las RRSS como herramienta de búsqueda de empleo

Buscar empleo en una única red social

No es recomendable contar solamente con un perfil profesional un portal de empleo, o realizar una búsqueda de trabajo activa a través de un único canal. Las oportunidades se multiplican si ampliamos nuestro alcance.

Descuidar la marca personal

La imagen que mostramos públicamente en nuestro perfil es muy importante si queremos encontrar trabajo. Muchos reclutadores afirman consultar las RRSS de los candidatos antes de decidir si contratarles o no.

Mezclar lo profesional con lo personal

Si nuestro objetivo es encontrar empleo haciendo uso de las Redes Sociales, no podemos utilizarlas para fines meramente personales. Hemos de transmitir nuestra profesionalidad y disposición para ser captado por las empresas.

Utilizar un lenguaje inadecuado

Meterse en polémicas, criticar o compartir contenido comprometido, puede jugarnos una mala pasada y conseguir que los reclutadores no quieran concedernos ni siquiera una entrevista.

No interactuar

Si queremos ser visibles para las empresas, hemos de mostrarnos activos en las redes, participar en grupos, conversaciones y debates que estén relacionados con nuestro sector o carrera profesional.

Tener una red de contactos desactualizada

Los contactos, especialmente los profesionales, deben mantenerse al día y actualizarse con frecuencia. Si queremos establecer nuevas relaciones, no podemos seguir buscando y consultando los mismos perfiles una y otra vez.

No responder a los mensajes o solicitudes

Si alguien, interesado en tu perfil, inicia una conversación contigo, no le hagas esperar. Incluso si ya has encontrado trabajo, contesta. Nunca se sabe qué puede ocurrir en el futuro y si necesitarás volver a contactar con ese alguien.

4. Conclusión

En el mercado laboral actual, las Redes Sociales son esenciales en el proceso de la búsqueda de empleo. Por tanto, es muy importante para el candidato saber cómo deben utilizarse y cómo moverse por ellas para conseguir despertar el interés de los reclutadores y las empresas que, a su vez, se encuentran buscando profesionales que incorporar a sus equipos.

Algo muy importante a tener en cuenta es que no todas las ofertas y vacantes se encuentran en los portales de empleo más conocidos. Además de LinkedIn, que es una red social orientada al empleo, muchas empresas ya utilizan otras Redes Sociales como Facebook, Twitter o Instagram para reclutar talento. Hemos de sumarnos al cambio y hacer todo lo posible por mantener nuestros perfiles en redes cuidados y actualizados. Solo así estaremos preparados cuando surja nuestra oportunidad laboral.

¿Estás buscando empleo?

En INTERIM GROUP te ayudamos a encontrar la oportunidad laboral que impulse tu carrera. Descubre todas nuestras ofertas de empleo, en múltiples localizaciones y sectores e inscríbete en la que más se adapte a tu perfil.

Pin It on Pinterest